11 de Diciembre de 2018

Opinión

La política

Los políticos mexicanos viven el encumbramiento, son todólogos, que creen saberlo todo, y que todos tenemos que seguirlos porque al final viene el premio.

Compartir en Facebook La políticaCompartir en Twiiter La política

¿Qué podemos definir como política? Lo primero que se me ocurre es: hago política o me la hacen, la política es el arte por el cual transitan cientos de hombres y mujeres que aspiran  el encumbramiento. Esta definición es mía  y solamente mía.

¿Qué podemos pensar de un país que funda sus bases en solamente hacer política, que, si le sale bien, triunfa, si le sale mal  se lleva entre las patas a todo su pueblo?

Los políticos mexicanos viven el encumbramiento, son todólogos, que creen saberlo todo, y que todos tenemos que seguirlos porque al final viene el premio, aunque ese premio sea  el aplastamiento de cientos de miles de esperanzas que se hicieron al calor de los políticos y éstos fallaron o no les salieron bien las cosas y se quedaron para otro experimento, el próximo sexenio.

Así es la política, dicen unos, otros más incautos creen que se falló en algo y que fue un error que no vimos pasar y se nos metió  y acabó con el cuadro.  De todas maneras, todos son políticos, unos brillantes, otros menos, algunos avorazados, más bien ladrones que se aprovechan de todo para medrar, pero en la viña del Señor hay de todo y se necesitan las compensaciones y los buenazos.  

Hoy estamos en plena época política, y vemos todos los ejemplos antes mencionados. No se requiere que sean de “X” partido para señalarlos,  sencillamente que sean grillos. 

Hoy vemos con tristeza cómo se han perdido  las formas, los principios, las bases, los razonamientos, en fin vemos desdibujado el panorama político mexicano. Ayotzinapa es la viva representación de un problema político mal manejado y que ha rendido pingües ganancias a los seguidores, que quiero decirles que actúan con el librito, apegados a él,  sin más resultado  que cuatro estados de  la República mexicana que están a punto de no tener elecciones.

Eso le ha traído al gobierno cientos de problemas, desdibujarse como un país limpio y lleno de inquietudesy volverse un país lleno de basura y mentira, donde el presidente en el extranjero dice sí. Pero estamos saliendo y luchando con muchas fuerzas y muchas soluciones alternas, estamos a más de la mitad del camino  y se ve la luz al final del túnel.

Ciertamente no sé dónde se rompió el diálogo entre los políticos de muy alto nivel, tampoco sé cuándo se rompió la armonía que debía de existir, hoy el daño está hecho y cumplido.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios