23 de Octubre de 2018

Opinión

Revivir los días

A pocas horas de vencer el plazo para entregar estas líneas, sigo leyendo, resulta difícil abandonar páginas tan llenas de vida...

Compartir en Facebook Revivir los días Compartir en Twiiter Revivir los días

Según Eliseo Alberto, escritor cubano-mexicano, La vida alcanza (Ediciones Cal y arena 2010) para amar sin medida como cuando “La vida de uno es sencillamente la del otro”, para “ser furiosamente libre”, para “imaginar un sitio [...] donde conviven los muertos y los vivos que uno ama”.

Dentro de su escritura recoge frases de otros: “Nuestra única defensa contra la muerte es el amor” (José Saramago), “El futuro es una realidad que se crea, no una realidad que se espera” (Refrán popular), “La mejor manera de librarnos de la tentación es caer en ella” (Oscar Wilde).

Acerca de los personajes que habitan sus páginas y sus días nos dice: “Me gusta escucharlos con atención, seguir el hilo de sus aventuras. Y si se dejan, si me dejan, prestarles mi silencio o mi discurso”.

Recrea anécdotas vividas con familiares, amigos, escritores. Nos narra la vida de jugadores de béisbol, poetisas, boxeadores, rusos, madrileños, cubanos, héroes perdidos en el anonimato. A todos, incluyendo al narrador, les ha alcanzado la vida para dejarnos la responsabilidad de contribuir con nuestro propio grano de arena.

Me quedo y te dejo con sus palabras:

“Soy de los que creen en la posibilidad de una amistad a primera vista”.

“...la nostalgia es una camisa de fuerza más rígida, incluso, que los corsés del miedo”.

“Ninguna persona estará ‘ausente del todo’ mientras haya alguien que no la olvide”.

A pocas horas de vencer el plazo para entregar estas líneas, sigo leyendo, resulta difícil abandonar páginas tan llenas de vida. Cincuenta y seis relatos conforman el libro, y aunque son independientes uno de otro, la pasión con que están escritos engarza nuestras ganas de permanecer en ellos. Cada uno exhibe la paternidad amorosa de quien les diera vida, forma, estilo: Eliseo Alberto. Entre ellos no tengo favoritos porque ninguno me gustó menos que otro. Originalmente fueron publicados en su columna de los jueves del periódico Milenio de 2008 a 2010.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios