19 de Septiembre de 2018

Opinión

Think Tanks y periodismo

Justo cuando el régimen neoliberalista pretende convencer a la opinión pública a través de su comunicación política de...

Compartir en Facebook Think Tanks y periodismoCompartir en Twiiter Think Tanks y periodismo

Justo cuando el régimen neoliberalista pretende convencer a la opinión pública a través de su comunicación política de las bondades de la desincorporación –por no decir desmantelamiento- del sector energético de la tutela del Estado, al sector privado (tesis fundamental del espíritu neoliberal), surgen voces antineoliberales, nacidas de importantes centros de pensamiento, que desmenuzan con detalle los motivos que se encuentran detrás de la decisión de la reforma energética, considerada por los ideólogos neoliberalistas como la madre de todas las reformas del México reciente.

Esas voces, de reconocidos intelectuales, han encontrado en determinados medios de comunicación y en los periodistas, los vehículos y los espacios para influir en la opinión pública con sus estudios y análisis, que le ponen a la comunicación política un peso relevante en la democracia participativa,  en la que el discurso oficial se está quedando como simple propaganda. Además de eso, los laboratorios de ideas, conocidos como Think Tanks, también están desarrollando sus propios espacios, gracias a las posibilidades que ofrece la red de redes, internet, y han encontrado un vehículo con posibilidades infinitas, a las que los periodistas llegan y encuentran trabajos e informes que contribuyen con eficacia a la democracia participativa.

Según el Global GoTo Think Tank Report 2013, existen unos seis mil 826 centros de pensamiento en 182 naciones, entre ellas, México. Nuestro país ocupó en ese reporte, que se dio a conocer en enero de 2014, el lugar 16, con 60 Think Tanks.

En el ranking de México y Canadá, conformado por 30 Think Tanks, en los primeros 10 lugares se ubicaron tres centros de conocimiento nacionales: el Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi), en segundo lugar; el Centro de Análisis e Investigación (Fundar), en quinto lugar, y el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), en el sexto lugar. Un muy conocido Colegio de México, quedó en onceavo lugar.

Sobra decir lo que la producción intelectual de esos Think Tanks ha hecho en el periodismo de nuestro México. Su esfera de estudio es internacional, regional y local, y por fortuna, con análisis certeros de las realidades que no están matizadas por la comunicación política del Estado.

Los Think Tanks construyen opinión pública y se constituyen en pilares de los derechos sociales de la sociedad civil. No generan un nuevo periodismo; son su extensión y complemento, por ahora, y le devuelven a los medios de comunicación democráticos su sentido social.

Los Think Tanks tienen la intención de generar opinión pública, en la esfera de la comunicación política. 

En ese sentido, el filósofo y sociólogo alemán, Jürgen Habermas, lo expresa de manera contundente: “desde su inicio, la opinión pública es un contrapoder que busca racionalizar el poder político", y el periodismo, un vehículo social valioso.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios