20 de Noviembre de 2018

Opinión

Uber Cancún, complicidad y mal arranque ante una nueva ley.

Desde que la aplicación Uber inició operaciones en Quintana Roo lo hizo en forma torpe

Compartir en Facebook Uber Cancún, complicidad y mal arranque ante una nueva ley.Compartir en Twiiter Uber Cancún, complicidad y mal arranque ante una nueva ley.

Desde que la aplicación Uber inició operaciones en Quintana Roo lo hizo en forma torpe, comenzó en Cancún sorprendiendo, avasallando y completamente fuera de la ley; aun cuando ha tenido el beneplácito de los usuarios, inició en forma ilegaly eso no se puede pasar por alto.

Quien haya dado rienda suelta a Uber para aterrizar su  servicio en Quintana Roo, lo hizo en forma más que irresponsable y cómplice, actuando con intenciones oscuras que tratan de hacer ley el uso común de su servicio. ¿Sería común invadir tierras y por ello legal? La ilegalidad solo genera anarquía, desorden y violencia y eso es precisamente lo que se trata de evitar.

Los sindicatos de taxistas legalmente establecidos han reconocido un “mea culpa” respecto a las críticas sobre su servicio y han puesto manos a la obra renovando unidades y capacitando a sus operadores con el fin de demostrar que respetan la ley y están dispuestos a transformar la mala percepción que se tiene de su trabajo.

Mientras tanto ¿qué pasa con Uber?, están obligados a observar la ley vigente, por ello no pueden ofrecer un servicio ilegal, deberán esperar a que se legisle al respecto para que se apeguen a los preceptos legales de la nueva ley que se está cocinando en el Congreso del Estado y que determinará las nuevas condiciones para el servicio de transporte público concesionado a particulares.

El líder del sindicato “Andrés Quintana Roo”, Eric Castillo ha asumido el conflicto de manera responsable, pues no solo ha sabido gestionar que el estado de derecho sea privilegiado, sino que también ha reconocido la necesidad de que su servicio mejore, se dignifique y que la población se sienta a gusto con el servicio que prestan sus operadores.

Gracias a la madurez en el liderazgo de Eric Castillo no se han desbordado los ánimos a niveles de descontrol, es cierto que se han suscitado pequeños conflictos pero no han escalado de nivel. Aunado a ello, Castillo ha demostrado capacidad de convocatoria a nivel regional y nacional, al grado de estar a poco tiempo de convertirse en líder de un gran sindicato nacional de taxistas que se acercará a los 60 u 80 mil integrantes.

La nueva ley de transporte gestionada por los sindicatos quintanarroenses encabezados por el líder taxista de Cancún sentará un precedente de como desde el estado de derecho todo puede funcionar. Uber tendrá que esperar si la nueva ley contempla que pueda iniciar operaciones y bajo que términos quedará condicionado para hacerlo.

Los taxistas tendrán una última oportunidad para demostrar que son capaces de ofrecer un servicio digno, seguro y apegado a la nueva regulación que no podránpor ningún motivo dejar de cumplir. 

La ciudadanía espera de esta nueva ley una transformación real del servicio, el llamado es para que los taxistas de Cancún y de todo el estado estén a la altura de lo que la ley y los quintanarroenses les demandan… Vigilaremos todos que así sea.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios