13 de Noviembre de 2018

Opinión

La vida y sus misterios

Por primera vez, células humanas han sido programadas para volverlas a su estado inicial, antes de iniciar sus variaciones. Los resultados los publicó el journal Cell este miércoles 24 de diciembre.

Compartir en Facebook La vida y sus misteriosCompartir en Twiiter La vida y sus misterios

Científicos del Instituto Weizmann, Israel, y de la Universidad Cambridge, Inglaterra, han unido esfuerzos para “regresar el reloj de las células humanas” y crear, en laboratorio, células germinales primordiales.

Es uno de los más maravillosos mecanismos de la vida, que es la activación de genes diversos según posición de células idénticas para dar lugar a la variedad de células de un cuerpo animal. Por primera vez, células humanas han sido programadas para volverlas a su estado inicial, antes de iniciar sus variaciones. Los resultados los publicó el journal Cell este miércoles 24 de diciembre.

“Los investigadores han estado intentando crear células germinales primordiales humanas (PGCs por sus siglas en inglés) en un plato de Petri”, dice Jacob Hanna, quien conduce el estudio con Leehee Weinberger. Estas células surgen en las primeras semanas del embrión, conforme las células madre comienzan a diferenciarse en los múltiples tipos de células. Una vez que las células primordiales se vuelven “específicas” siguen su desarrollo hacia células precursoras de óvulos o espermatozoides “de forma muy parecida a un piloto automático”, dice Jacob Hanna.

La idea de producir estas células germinales en laboratorio tuvo lugar con el hallazgo, en 2006, del método para inducir células adultas que eran “reprogramadas” como células troncales (o madre) del embrión, y así podían dar origen a cualquier otro tipo de células. Es la acción básica si deseamos crear un hígado, riñón o corazón en laboratorio con células del propio paciente: las de corazón deberán tener un pulso eléctrico, las de páncreas producirán insulina, etcétera. Se había logrado en células de ratones, Pero los intentos con células humanas “hasta ahora ninguno había tenido éxito”.

El equipo rastreó parte de la cadena de hechos que dirigen la diferenciación de células troncales en células germinales primordiales. Así descubrieron un gen maestro, el Sox17, que regula el proceso en humanos, pero no en ratones.

Sigue Jacob Hanna: “Teniendo la habilidad para crear PGCs humanas en un plato de Petri estaremos capacitados para investigar el proceso de diferenciación en su nivel molecular”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios