15 de Diciembre de 2018

Yucatán

La iglesia ordena a nuevos 'siervos eternos de Dios'

Luis Polanco Chan, José Loría Vidal y Ricardo Sabido Fernández fueron nombrados diáconos transitorios por lo que juraron obediencia y fidelidad.

Los tres diáconos transitorios manifestaron su deseo de ser fieles transmisores de la Palabra de Dios. (Milenio Novedades)
Los tres diáconos transitorios manifestaron su deseo de ser fieles transmisores de la Palabra de Dios. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook La iglesia ordena a nuevos 'siervos eternos de Dios'Compartir en Twiiter La iglesia ordena a nuevos 'siervos eternos de Dios'

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- El Arzobispo de Yucatán, Mons. Emilio Carlos Berlie Belaunzarán, ordenó anoche diáconos transitorios a Luis Miguel Polanco Chan, José Guillermo Loría Vidal y Ricardo Sabido Fernández, en la Catedral, donde se comprometieron a ser siervos eternos de Dios, de la comunidad y de la Iglesia.

A este gran acto de amor y fe asistieron decenas de personas entre clérigos de la Arquidiócesis de Yucatán, canónigos, vicarios episcopales, integrantes del Presbiterio, del equipo formador del seminario, hermanos de la vida consagrada, religiosas, seminaristas y feligreses, los cuales fueron testigos de esta solemne ceremonia, donde estos tres servidores rindieron sus votos de obediencia y fidelidad y asumieron el encargo de vivir su ministerio bajo la guía del Espíritu Santo y ser fieles transmisores de la Palabra de Dios. 

El rito de Ordenación comenzó con la presentación de los candidatos a diáconos, que frente a Mons. Berlie Belaunzarán aceptaron la promesa de obediencia al Arzobispo y sus sucesores. 

En la ceremonia, los tres aspirantes al Presbiterado fueron llamados al altar por el rector del Seminario Mayor, Jorge Antonio Laviada Molina, para ser presentados ante el Prelado, quien preguntó si eran dignos para dar paso a la homilía y posteriormente al rito de Ordenación.

“El llamado de estos jóvenes al diaconado transitorio es para todos con alegría y gratitud demos gracias por esa elección divina de Dios, que por amor nos ha creado e invitado a ser sus hijos, nos incorpora a su Plan de Salvación y nos otorga la dicha de un protagonismo activo en la respuesta al llamado que nos hace a la santidad y construcción de su reino”, expresó.

Destacó que el diaconado es una riqueza de la vida de la Iglesia, es una representación sacramental de la diaconía de Cristo, de su presencia entre los hombres, no para ser servido sino para servir, haciendo presente a Cristo Servidor.

Luego del mensaje continuó el rito con la letanía en la que pidió la intercesión de todos los santos para que los candidatos en el seguimiento de Cristo, recibieran la bendición de Dios. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios