25 de Septiembre de 2018

Yucatán

Por chikungunya conoció a un fantasma en el 'O’Horán'

Una señora cuenta cómo mientras esperaba a su marido tuvo una experiencia paranormal; más casos sin resolver.

El hospital “Agustín O’Horán es uno de esos lugares donde se cuentan por decenas las apariciones paranormales. (Jorge Moreno/Milenio Novedades)
El hospital “Agustín O’Horán es uno de esos lugares donde se cuentan por decenas las apariciones paranormales. (Jorge Moreno/Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Por chikungunya conoció a un fantasma en el 'O’Horán'Compartir en Twiiter Por chikungunya conoció a un fantasma en el 'O’Horán'

Jorge Moreno/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- La semana pasada me entrevisté con la señora Carmina Dolores Valencia Jiménez, de la ciudad de Mérida, quien asegura haber vivido una “experiencia paranormal” en el hospital “Agustín O’Horán” de la capital yucateca.

Afirma que en días pasados acompañó a su marido a dicho nosocomio debido a que se sentía mal, pues al parecer tenía el famoso virus del chinkungunya, y mientras esperaban la consulta, se sentaron a leer el periódico:

“En un momento dado me fastidié de tanto esperar y me puse a caminar por uno de los pasillos para estirar los pies. Entonces fue cuando vi a una señora que desde el principio me llamó mucho la atención, pues tenía el rostro muy blanco; en ese momento no me pasó por mi mente que pudiera ser un fantasma, más bien pensaba que era una persona enferma, pero eso sí, se veía muy tranquila y hasta contagiaba paz y armonía.

“Recuerdo que ella me miró, sonrió y de pronto empezó a caminar muy lento hasta doblar por uno de los pasillos. Yo estaba a unos tres metros detrás de ella y conforme yo seguí caminando, llegué a ese pasillo y ya no estaba por ningún lado. Lo raro es que ni puertas había por donde se pudiera haber metido o guardado; se lo conté sorprendida a mi marido, quien me dijo que ya estaba enterado que en ese hospital espantan, fue una experiencia que nunca olvidaré”.

Y es que anteriormente ya hemos platicado en esta sección que son varios los casos de fenómenos paranormales que ocurren en diversas clínicas, hospitales y sanatorios de Mérida y el interior del estado. 

De hecho, en los últimos 10 años he recibido al menos 115 reportes tanto de pacientes como de empleados (personal administrativo, doctores y enfermeras) de más de 20 de estos sitios.

Fantasmal área de 'descanso'

En el caso del O’Horán hay que tener en cuenta que por ser el hospital más grande, lógicamente es el más concurrido. A diario llegan cientos de personas a los pasillos, consultorios y áreas de emergencia prácticamente las 24 horas; hay reportes que señalan que desde los años ochentas ocurren fenómenos paranormales, relacionados con la muerte de pacientes, enfermeras, de un doctor y hasta de dos empleados temporales.

Incluso, se afirma que hay un área de descanso del personal en donde años atrás había camas para pacientes. 

Justo en ese espacio nadie puede descansar porque enseguida le sacuden la cama, le tiran sus cosas y hasta los empujan; se comenta que ahí murió un paciente que por alguna razón aún no descansa en paz y al parecer es muy celoso de su espacio en donde pasó sus últimos momentos de vida.

El personal nuevo que acude a esa parte por primera vez se espanta, ya que en ocasiones no les avisan los empleados antiguos, o bien, no les creen hasta que lo viven en carne propia.

La sombra

Asimismo, en el área de emergencias, quizás por ser el sitio que más está lleno y en donde constantemente ocurren decesos, enfermeras y camilleros aseguran ver deambular una sombra con una mirada penetrante que intimida hasta al más valiente:

“No nos hace nada, es decir, no ataca, ni avienta cosas, pero la mirada amenazante que tiene en verdad que nos da escalofríos. Pensábamos al principio que era un paciente, pues se veía muy real, pero ya luego descubrimos que era del más allá”, comentó un empleado de ese sitio.

Y agrega: “De hecho se rumora que es el alma en pena de uno de los primeros veladores que tuvo el hospital cuando se fundó, y que era tan entregado y celoso de su trabajo que quizás por eso se plasma de forma amenazante”, finalizó.
También se cuenta una historia un tanto peculiar, pues hace aproximadamente nueve años murió en las puertas del lugar un indigente al cual no quisieron atender, en un caso que fue muy comentado incluso en los medios de comunicación, ya que lo dejaron morir ahí sin más, poniendo de pretexto que no tenían personal suficiente, por lo que el señor murió sentado, en el piso.

Al poco tiempo de este suceso se empezó a decir que veían el alma en pena de este indigente deambulando en los alrededores del hospital, incluso varias personas que se quedaban a altas horas de la noche en las puertas para hacer guardia a sus familiares enfermos, pegaban la carrera o el grito al verlo, ya que de pronto desaparecía y se difuminaba.

Cuando lo describían, era tal y como aquel difunto, y en el mismo sitio en donde había muerto. Los testigos aseguraban que no estaban enterados que ahí hubiera fallecido en realidad una persona. De hecho, se cuenta que hay una foto del señor (que salió en la prensa cuando murió), que tienen algunos empleados, y cuando alguien reporta su aparición, se la muestran para que diga si es la misma persona que vieron.

Por eso, si usted acude a este sitio, le recomendamos que esté muy atento, pues podría toparse con alguno de los varios fantasmas que deambulan por ahí.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios