26 de Septiembre de 2018

Yucatán

Paga con billete falso los panuchos más caros de su vida

Pretende estafar a una comerciante de la colonia Emiliano Zapata, pero lo descubren en el intento.

Juan Gabriel Barrientos Moreno creyó que había dado el 'gran golpe' de su vida. (Francisco Puerto/SIPSE)
Juan Gabriel Barrientos Moreno creyó que había dado el 'gran golpe' de su vida. (Francisco Puerto/SIPSE)
Compartir en Facebook Paga con billete falso los panuchos más caros de su vidaCompartir en Twiiter Paga con billete falso los panuchos más caros de su vida

Francisco Puerto/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Juan Gabriel Barrientos Moreno tuvo que desembolsar 18,700 pesos por ir a comprar 5 panuchos con un billete de 200 pesos falso y darse a la fuga en su vehículo. Todo esto ocurrió cuando se encontraba en estado de ebriedad.

El individuo está sujeto a proceso penal, en el Juzgado Segundo, por los delitos de uso de documento falso y ataques a las vías de comunicación.

En el expediente se asentó que el sábado pasado, a eso de las 9 de la noche, Juan Gabriel llegó hasta una casa ubicada en la calle 165 A entre 84 y 84 A de la colonia Emiliano Zapata Sur III, donde vendía panuchos y salbutes la señora Ana María May Pech.

El sujeto andaba alcoholizado y pidió que le sirvieran 5 panuchos, pero antes solicitó que le cambiaran un billete de 200 pesos, el cual asentó sobre una mesa y a cambio recibió dos billetes de 100 pesos.

Antes de que recibiera su pedido, se retiró del lugar sin decir gran cosa y abordó el carro en que llegó, un Hikari con placas YZP-75-70.

La mujer entró en desconfianza, revisó el billete y se dio cuenta que era falso. Enseguida dio parte a la policía, que detuvo al sujeto y lo llevó a los separos.

Niega los hechos

Al rendir su declaración preparatoria, el indiciado negó los hechos que se le imputan y aceptó que ese día tomó tres caguamas como a las tres de la tarde y se acostó a dormir.

Como a las 9 de la noche, aún bajo los efectos de las cervezas, se ofreció a llevar a su suegra hasta su casa y estaban pasando por un retén cuando lo detuvieron con su familia.

Dijo que los agentes le quitaron su cartera, donde tenía 350 pesos, distribuidos en dos billetes de 100 y tres de 50.

Manifestó que su "único pecado" fue hacerle un favor a su suegra, aunque no estuviera bien que hubiera manejado con aliento alcohólico.

A final de cuentas para salir libre tuvo que pagar 18,700 pesos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios