14 de Noviembre de 2018

Yucatán

No prepara “lunch” para sus hijos 70% de padres

Los niños gastan la suma que les dan en golosinas, jugos envasados y frituras, lo que va en contra de una buena nutrición.

Un sondeo de Profeco señala que los niños gastan el dinero que les dan sus padres en alimentos chatarra.  (Foto: Milenio Novedades)
Un sondeo de Profeco señala que los niños gastan el dinero que les dan sus padres en alimentos chatarra. (Foto: Milenio Novedades)
Compartir en Facebook No prepara “lunch” para sus hijos 70% de padresCompartir en Twiiter No prepara “lunch” para sus hijos 70% de padres

MÉRIDA, Yuc.- Un sondeo realizado por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) reveló que el 70 por ciento de los padres de familia les da dinero a sus hijos para gastar en la escuela, el cual los niños gastan en golosinas, jugos envasados y frituras a pesar de que especialistas en nutrición recomiendan preparar un “lunch” saludable.

Marivette Medina Enríquez, nutrióloga de la Dirección de Nutrición y Enfermedades Crónicas de los Servicios de Salud de Yucatán (SSY), señaló en entrevista con MILENIO NOVEDADES que el refrigerio de los niños en edad escolar desempeña un papel muy importante en su alimentación, ya que de él obtienen la energía y los nutrimentos que requieren durante la jornada de clases.

“El tamaño y la porción de los alimentos debe ser la adecuada para evitar que sientan hambre hasta la siguiente hora de comida. Este refrigerio deberá incluir un alimento de cada uno de los grupos establecidos en el plato del bien comer es decir frutas, verduras, cereales, algún alimento de origen animal o leguminosa y una bebida, de preferencia agua natural”, explicó.

La maestra en Tratamiento Integral de la Obesidad y el Síndrome Metabólico expuso que debido al clima caluroso que prevalece en Yucatán lo más aconsejable en cuanto a las frutas es elegir las que no pierden su textura antes de comerlas, de otra forma al abrir su lonchera los niños encontrarán la fruta negruzca, espesa, sin forma ni color debido a la descomposición.

“Lo más adecuado es incluir en el refrigerio de los pequeños jícama, zanahoria, pepino, manzana, gajos de mandarina o naranja, uvas. También se recomienda mango cortado que no esté tan maduro; guayabas muy firmes; bolitas de melón, sandía y piña, todas éstas cortadas en piezas pequeñas y rociarles un poco de jugo de limón al gusto”, mencionó.

La nutrióloga enfatizó que el agua que tomen los niños deberá ser de preferencia simple o natural, no carbonatada ni endulzada. Tampoco deberán consumir refrescos gaseosos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios