11 de Diciembre de 2018

Yucatán

Censan casa por casa a personas con capacidades diferentes (gráfico)

Para el CEE existe en Yucatán sólo el 1.93 por ciento con capacidades diferentes, cifra menor al que da el Inegi.

Un censo encontró a 989 personas con discapacidad en 10 municipios de Yucatán. A los que pasaron el primer "filtro" se les convocó para hacerles una evaluación y verificar quiénes realmente tienen un proceso discapacitante y quiénes no. (Milenio Novedades)
Un censo encontró a 989 personas con discapacidad en 10 municipios de Yucatán. A los que pasaron el primer "filtro" se les convocó para hacerles una evaluación y verificar quiénes realmente tienen un proceso discapacitante y quiénes no. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Censan casa por casa a personas con capacidades diferentes (gráfico)Compartir en Twiiter Censan casa por casa a personas con capacidades diferentes (gráfico)

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- El censo de discapacidad que realizó el Centro de Rehabilitación de Educación Especial (CREE) en 10 municipios de Yucatán reveló que el porcentaje de personas con capacidades diferentes es de 1.93 por ciento, cifra menor comparada con la que ofrecen organismos como el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), de 6.4 por ciento. 

De acuerdo con director del CREE Yucatán, Alejandro Ojeda Manzano, para este censo, que inició en mayo y concluyó en octubre pasado, se aplicaron dos instrumentos de medición, a fin de obtener datos más certeros, por lo que se hizo el conteo de 79 mil 239 individuos casa por casa, de las cuales se detectaron a 989 personas con discapacidad.

La discapacidad de origen motora sigue estando en el primer lugar, cercano al 50 por ciento de los casos; en este rubro entran los de multidiscapacidad, personas que tienen un problema de movimiento, pero también un problema auditivo o visual.

En segundo sitio se encuentra por afectación auditiva, con un 11 por ciento, y en tercer sitio la intelectual y visual.

Los ayuntamientos censados en la primera etapa de este proyecto, que para 2014 considera 24 municipios más son: Mayapán, Tahdziú, Cantamayec, Dzoncauich, Chankom, Kaua, Yaxkabá, Tixcacalcupul, Chikindzonot y Chemax.

No todas las discapacidades son iguales: una lesión en un dedo pueden ser dictaminada de manera distinta, según la actividad que se tiene, señala el CREE

Ojeda Manzano explicó que a estos municipios también se realizó el conteo de habitantes, lo que permite saber que es 1.93 por ciento el de la población con discapacidad, muy diferente al 6.4 por ciento que arroja el censo del Inegi.

Explicó que los resultados pueden discrepar debido al tipo de medición que se aplique.

“De por sí la medición de la discapacidad es complicada, y si no se tiene un concepto adecuado de lo que significa, entonces se pueden generar resultados con cifras superiores”, afirmó.

El funcionario ejemplificó que dos personas que tengan la misma lesión en un dedo pueden tener ser dictaminados de forma diferente si se dedican a actividades diferentes.

“Si uno es pianista y el otro es rehabilitador, a lo mejor el primero no podrá seguir tocando igual, por lo que será una discapacidad; sin embargo, para el rehabilitador, no”, detalló.

“La medición de la discapacidad depende de las actividades de la vida diaria, productiva, laborales y recreativas de cada persona, y de las condiciones del entorno, de barreras arquitectónicas, que pueden convertir a una persona en discapacitada, lo que nos dice que probablemente la medición del Inegi a lo mejor no contempló estos aspectos”, argumentó.

De esta manera, Ojeda Manzano subrayó que por ello aplicaron dos instrumentos, la convencional, casa por casa, y después de detectar a las personas con alguna discapacidad, se les convocó para hacerles una evaluación y verificar quiénes realmente tienen un proceso discapacitante y quiénes no, por lo que los datos son más específicos.

Agregó que con estos resultados se podrán realizar acciones específicas, brindar mayor información, involucrar a las autoridades municipales en su responsabilidad hacia este sector de la población.

Casa por casa

  • En la primera estrategia para la aplicación del instrumento casa por casa participó un grupo de 10 trabajadores sociales del DIF.
  • La segunda parte estuvo a cargo de brigadas de 10 personas del CREE, entre promotores, rehabilitadores y médicos.
  • Como parte del censo de discapacidad, las personas que tengan alguna limitación física o mental son fotocredencializadas para obtener beneficios de diversos programas.

Sin atención

Con el censo se detectó que nueve de cada 10 personas con discapacidad, unas 890 personas, no acuden a servicios de rehabilitación.

La mayoría de los entrevistados hablan de una derechohabiencia en salud, por cuestiones médicas, pero no reciben esta atención.

Los especialistas refieren que, por ejemplo, en Tixcacalcupul, Yaxcabá y Chemax hay Unidades Básicas de Rehabilitación (UBR) del DIF y aunque están ubicadas en puntos estratégicos para que todos los municipios tengan acceso, probablemente algunos lo desconocen y no acuden.

En el Estado se cuenta con 68 UBR y se menciona que hacen falta siete en lugares estratégicos para dar cobertura a todos los municipios de la entidad.

El Crety promueve con becas autoempleo 

Mientras tanto, como parte de la celebración de su noveno aniversario, el Centro de Rehabilitación para el Trabajo de Yucatán (Crety) promueve 11 becas para la capacitación de personas con discapacidad, a fin de que tengan la oportunidad de poner un negocio propio y salir adelante ante la dificultad que enfrentan de conseguir un empleo.

El director del Crety, José Luis Vales Lara, indicó que un 3 de diciembre se conformó este organismo en Mérida, y desde entonces han ayudado a decenas de personas.

Algunos trabajan en empresas incluyentes y negocios particulares en donde la gente, al notar sus habilidades, los acepta dentro de su planta laboral.

El libro “101 pequeños negocios para personas con discapacidad” ofrece alternativas laborales

No obstante, a la mayoría se les fomenta iniciar una microempresa en sus casas; una joven tiene su papelería, otro es cerrajero, uno más tiene su negocio de piñatas, hasta una fábrica de helados y bolis, entre otros, por las problemas que enfrentan, por ejemplo, para transportarse.

“El 50 por ciento de las personas con discapacidad que asisten a Crety de Yucatán no tienen la manera de transportarse libremente a un centro de trabajo, por eso insisto en la capacitación, que se rige bajo los conceptos de disciplina, limpieza, puntualidad”, apuntó.

De esta manera, dijo, se enfocan en el modelo que creó Luis Felipe Vales Ancona, conocido como el padre de la rehabilitación en México, que se encuentra plasmado en el libro “101 pequeños negocios para personas con discapacidad”. 

Los requisitos para obtener alguna becas son una solicitud de empleo llena y sin tachaduras, dos fotografías infantiles, comprobante de domicilio, copia del acta de nacimiento, copia de la CURP y constancia de discapacidad o credencial del CREE.

Estos documentos los pueden llevar a las oficinas de la asociación ubicada en la calle 21, número 248 por 18 y 20, fraccionamiento San Miguel. Para cualquier informe los teléfonos son el 9275563 y el celular 9999070245.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios