24 de Febrero de 2018

Yucatán

También pareja de psiquiatra asesinado 'señala' a coacusado

Tanto el hijo de la víctima como la mujer que era su pareja dijeron saber que Felipe se reuniría con Enrique la noche del crimen.

Continúan en Mérida las comparecencias en el juicio oral correspondiente al asesinato de un psiquiatra, quien luego fue desmembrado. (Milenio Novedades)
Continúan en Mérida las comparecencias en el juicio oral correspondiente al asesinato de un psiquiatra, quien luego fue desmembrado. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook También pareja de psiquiatra asesinado 'señala' a coacusadoCompartir en Twiiter También pareja de psiquiatra asesinado 'señala' a coacusado

Luis Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- En el segundo día del juicio oral por el homicidio del psiquiatra Felipe de Jesús T. P., la pareja sentimental del ahora occiso declaró que sospechaba que Felipe se reuniría con uno de los coacusados (la noche del asesinato), tal como declaró el hijo de Felipe en la comparecencia de este miércoles.

Además este jueves comparecieron una agente de la Policía Ministerial y una ex perito de la Fiscalía General del Estado, quienes fueron las primeras en llegar al lugar donde fue hallada la camioneta donde estaba el cuerpo desmembrado del profesional y procesarla.

El miércoles pasado inició el juicio oral en contra de los también psiquiatras Pablo G. G. y Enrique L. G., acusados de participar en el homicidio de su colega F. T., hechos presuntamente ocurridos en las primeras horas del 16 de agosto de 2014 en el domicilio que el segundo imputado rentaba en la calle 25 por 22 de la colonia García Ginerés.

En los dos primeros días de audiencia han comparecido un total de cinco testigos, todos ofrecidos por la Fiscalía General del Estado:  Felipe T. N. –hijo de la víctima-, Carlos D. C., quien abrió una cuenta a nombre de la víctima; Rossana Alejandra M. G., pareja sentimental del occiso; Alejandra Rebeca Gamboa Uitz, quien es agente de la Policía Ministerial asignada a la Unidad Antisecuestro de la FGE; y Sugei Guadalupe Corona Soto, experito en criminalística de la propia dependencia.

La pareja

Ayer, la primera testigo fue Rossana M., quien a preguntas de los fiscales señaló que inició una relación médico –paciente a finales de 2009 y principios de 2010 con Felipe T. P., debido a que fue a consultarlo por ser madre soltera, y tuvo cuatro sesiones de terapia, una cada mes. 

Añadió que un tiempo después coincidieron en un lugar y comenzaron a salir hasta convertirse en pareja, hasta que el profesional falleció en agosto de 2014.

También la mujer desmintió la versión que el hijo de la víctima dio anteayer como testigo, ya que aseguró que el joven no vivió con su padre, en julio antes de su muerte, pues el joven radicaba con su madre.

Esto surgió porque al igual que el hijo de T. P., la testigo vio un video de vigilancia del hotel Hyatt en que se aprecia que pasa una silueta, la cual identificó como la víctima por su complexión y la manera de caminar.

Estos mismos argumentos fueron los del hijo de la víctima, quien para reforzar su versión aseguró que vivió 15 días de julio con su padre.

La testigo indicó que como cualquier pareja tenían comunicación constante por celular o Whatsapp y a diversas horas del día; además de que se veían casi todas las noches en casa del profesional.

Cita cancelada

Añadió que la última vez que tuvo comunicación con T. P. fue alrededor de las 20:30 horas del 15 de agosto de 2014, cuando por medio de una llamada telefónica le indicó que no podrían verse esa noche debido a que tenía que ir a revisar unos protocolos en el hotel Hyatt, por lo que quedaron en realizar la cita la noche del 16 de agosto.

Aunque manifestó que en ese momento T. P. no le dijo con quienes se reuniría, ella presume que fue con Enrique L., pues tiene conocimiento de que el ahora acusado lo ayudaba en eso.

Añadió que en la noche del día 16 fue a la casa de T. P., pero este no llegó y ella se retiró porque pensó que a lo mejor tendría trabajo. Regresó a la noche siguiente y al entrar a la casa, pues ella tenía llaves, se percató de que todo estaba como ella lo había dejado, de modo que volvió a retirarse.

Fue hasta el lunes que decidió hablar a la hermana para preguntar si sabía algo de T. P.

A preguntas de la defensa, la testigo admitió que no tuvo comunicación con el ahora occiso en esos dos días y tampoco ella trató de contactarlo.

Los otros testigos

La segunda testigo fue la agente de la Policía Ministerial Alejandra Rebeca Gamboa Uitz, quien en el momento de la desaparición de Felipe T. P. fue la encargada de realizar las investigaciones.

Indicó que el día 20 de agosto de 2014, alrededor de las 14:00 horas, estaba con el comandante Angel Soto Manzano cuando recibieron el reporte de la central de radio sobre que una camioneta Rouge placas ZAU- 9284 estaba estacionado desde hace varios días en el estacionamiento de tienda de autoservicio Chedraui en ciudad Caucel.

La testigo detalló la forma en que ella y su compañero preservación la escena, pero a preguntas de la defensa de Enrique Lara, admitió que no le constaba que la camioneta estaba desde hace varios días en el lugar, debido a que no hizo entrevistas al respecto.

La tercera testigo fue la ex perito en criminalística de la FGE, Sugei Guadalupe Corona Soto, quien describió la forma como inspeccionó la camioneta Rouge en el estacionamiento sin tocarla, y que se decidió remolcarla a los patios de la FGE para tener un ambiente controlado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios