19 de Noviembre de 2018

Yucatán

Patrón Wong, un sanador de almas

"Lo que enseño y transmito es que lo que he adquirido de otras personas, no hay nada 100 por ciento de Jorge Patrón”, dice el Obispo de Papantla.

“En el corazón de un sacerdote hay lugar para todos”, reflexiona Monseñor Jorge Patrón Wong. (Milenio Novedades)
“En el corazón de un sacerdote hay lugar para todos”, reflexiona Monseñor Jorge Patrón Wong. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Patrón Wong, un sanador de almasCompartir en Twiiter Patrón Wong, un sanador de almas

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Con la premisa de aceptar todos los retos, oportunidades y no percibirlos como problemas, Monseñor Jorge Patrón Wong ha encabezado proyectos desde su época de seminarista hasta ahora que recientemente recibió el encargo de parte de la Curia Romana para dirigir acciones como Secretario de la Congregación para el Clero de los Seminaristas.

Los compromisos han formado parte de su vida sacerdotal, incluso de su época temprana al ser cabeza de diferentes grupos apostólicos y religiosos, luego fueron creciendo las responsabilidades y pasó de una labor regional, a nacional y ahora se convertirá en un servidor universal al lado del equipo del Papa Francisco, siendo el primer yucateco en la historia del Estado con un cargo de ese nivel. 

Encontrando la vocación

Su vocación de servicio era clara, el enfoque estaba por definirse, sucedió durante su primer año en la Facultad de Medicina, cuando cambió el trabajo de curar el cuerpo y desahuciarlo, a curar el alma y ofrecer la esperanza de la vida eterna junto al Padre.

"Ahora me toca aprender muchas cosas en la vida del Vaticano, y si lo hago bien, podré compartirlo con otros", Jorge Patrón Wong

“Me di cuenta que el sacerdote podía darle un una sonrisa y paz al moribundo; también me tocó vivir la experiencia con un amigo con el que estudié secundaria y prepa con quien compartí el acompañamiento a la otra vida. Oramos, reflexionamos mucho sobre la realidad de la vida humana y el por qué y para qué, fueron varias preguntas que surgieron en el interior, pero básicamente la vocación fue un descubrimiento. Cuando entré al seminario no fue para ser sacerdote, sino para vivir un año la experiencia, había una inquietud vocacional, y durante mi estancia fui descubriéndola y amándola, por eso creo en los seminarios, quien entra, descubre, aprende, hay que acercarse, comenzar la experiencia para llegar a una vocación concreta”, explicó. 

Fruto del matrimonio de María del Carmen Wong Mayín y Wilbert Patrón Montes, es el segundo de cinco hijos y apesar de lo complejo de su decisión, su familia le dio la libertad para que se desarrollara en lo que más amaba. 

Dentro de sus recuerdos, destaca la ocasión cuando en una reunión de jóvenes en el Colegio Teresiano fue el elegido para leer una carta al entonces Arzobispo de Yucatán, Manuel Castro Ruiz, a quien le pidió que la iglesia tuviera más sacerdotes y Monseñor exclamó: “¿De dónde voy a sacar los sacerdotes? ¡Ustedes pueden ser los sacerdotes de los años 90 y 2000!”, lo que motivó a la generación de los 80 a ser los presbíteros de las siguientes décadas.

De Seminarista a líder

En 12 de enero de 1998 fue su ordenación, al día siguiente su primera misa en el Colegio Montejo y en la homilía ya daba muestras de su visión como servidor. En ese momento invitó a los presentes a despertar el soñador que tenía en el corazón, “el que desea construir un mundo mejor para sacarlo y ponerlo en práctica”.

“La regla fundamental que aprendí en el seminario es, a todo lo que te pida la iglesia di que sí,  porque lo bonito de la vida sacerdotal es que todos los trabajos son para bien de otro, es constructiva siempre, así me fui involucrando una cosa a otra, no porque lo buscara, o aspiraciones personales, sino porque me llamaban a colaborar  y así aprendí muchas cosas”.
 
“Escribí una comedia musical titulada ‘La llamada’, la cual tenía que ver con una llamada por teléfono que simbolizaba la convocatoria de Jesús para servir, y así me ha pasado, por teléfono me han avisado de los compromisos que se me asignan, así me llamaron de Europa, de Papantla, para colaborar con la Universidad Marista, a todo he dicho que sí, en la rectoría del Seminario, a los grupos juveniles, todo lo que me han pedido lo acepto”, explicó.

“Sueño con sacerdotes más cercanos a Dios y a la gente, y que esa proximidad la transpiren y la transmitan con alegría. Sueño a sacerdotes con jóvenes, pobres, necesitados, pero que estén felices, siendo padres”, indicó. 

Con la fe por delante, no hay incertidumbre

Encomendándose a Dios y a la Virgen María, sabiendo que hay un apoyo humano y espiritual muy fuerte desde Yucatán y México, Mons. Jorge Carlos Patrón Wong, sin miedo, se declara listo para iniciar su trabajo al lado del Papa Francisco.

“Ahora me toca aprender muchas cosas en la vida del Vaticano y si lo hago bien, podré compartirlo con otros. Lo que enseño y trasmito no es otra cosa que lo que he adquirido de otras personas, no hay nada 100 por ciento de Jorge Patrón, soy un vehículo, un transmisor, a veces uno sintetiza, condensa y actualiza, personaliza; todo lo que vivo es una riqueza del pasado”.

Perfil
  • Monseñor Jorge Carlos Patrón Wong nació el 3 de enero de 1958.
  • Cursó los estudios de filosofía y teología en el Seminario Conciliar de Yucatán. Recibió la ordenación sacerdotal el 12 de enero de 1988.
Labor Pastoral
  • Ha ocupado los puestos de capellán de las Siervas de Jesús Sacramentado y de las Hermanas Teresianas.
  • Asesor espiritual del grupo apostólico universitario Omega y de la Escuela de Padres y catedrático del Centro Marista de Estudios Superiores.
  • Recibió la designación como rector del Seminario Conciliar de Yucatán, el 12 de junio de 2000, y durante el periodo 2002-2008 fungió también como presidente de la Organización de Seminarios Mexicanos (Osmex).
  • En 2003 fue elegido como presidente de la Organización de Seminarios Latinoamericanos (Oslam) para el periodo 2003-2006, en cuyo cargo permaneció de 2007-2009.
  • El Papa Benedicto XVI lo nombró obispo coadjutor de Papantla, el 15 de octubre de 2009, y recibió la consagración episcopal exactamente dos meses después. 
  • El 2 de mayo de 2012 asumió la conducción de esa diócesis.
  • Fue elegido presidente de la Comisión Episcopal de Vocaciones y Ministerios del Episcopado Mexicano para el ciclo 2012-2015, así como miembro del Departamento de Vocaciones y Ministerios del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam) para el periodo 2011-2015.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios