11 de Diciembre de 2017

Yucatán

Histórica perforación enriquecerá Museo del Cráter de Chicxulub

Materiales extraídos durante los inéditos trabajos de investigación submarina formarán parte del centro cultural y científico.

Las rocas con las que contará el Museo del Cráter de Chicxulub (foto) permitirá socializar el conocimiento de una manera más directa, según Mario Rebolledo, investigador del CICY. (Milenio Novedades)
Las rocas con las que contará el Museo del Cráter de Chicxulub (foto) permitirá socializar el conocimiento de una manera más directa, según Mario Rebolledo, investigador del CICY. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Histórica perforación enriquecerá Museo del Cráter de ChicxulubCompartir en Twiiter Histórica perforación enriquecerá Museo del Cráter de Chicxulub

Cecilia Ricárdez/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Expertos del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY) forman parte del cuerpo de especialistas de diferentes instituciones del mundo que realizarán este año, por primera vez en la historia, perforaciones submarinas en la zona del cráter de Chicxulub para realizar estudios que ahonden sobre el conocimiento del mismo y extraer muestras que posteriormente formarán parte del Museo alusivo al cráter y que se encuentra en Yucatán. 

Para este fin se formó un equipo de 40 científicos, bajo la dirección del geofísico Jaime Urrutia Fucugauchi de la Universidad Nacional Autónoma de México, uno de los líderes del grupo de investigación multidisciplinar internacional.  De parte del CICY participan los investigadores Laura Hernández Terrones y Mario Rebolledo Vieyra, quienes apoyaron las gestiones locales del proyecto.

En entrevista Mario Rebolledo dijo que este trabajo es un verdadero logro, ya que es el resultado de más de 11 años de preparativos, estudios previos que incluso tienen antecedentes desde el 2002 cuando comenzó el planteamiento de la expedición junto a Villaurrutia con quien ha compartido labores de investigación sobre el cráter desde 1999.

El 13 de abril en Mérida, representantes del proyecto de perforación, junto con autoridades de gobierno y del CICY, realizarán una rueda de prensa para dar los pormenores de estas acciones que comenzarán en el mes en curso.

El doctor en geofísica Mario Rebolledo explicó que se tienen expectativas muy altas en términos académicos y de las aportaciones al conocimiento actual sobre el cráter.

“Ahora sabemos a través de los estudios que el agua subterránea está controlada por la estructura del cráter sin embargo sabemos poco del papel que ha jugado el saturamiento que han sufrido las rocas por el impacto en este control del agua subterránea, entonces queremos, con las rocas que recuperemos, hacer un estudio directo de esta porosidad de este saturamiento y poder mejorar y calibrar los modelos matemáticos para determinar cómo fluye el agua, a qué velocidad, entre otros datos”, abundó.

Agregó que con los resultados se podrá aportar al Museo del Cráter de Chicxulub con los materiales extraídos, lo que permitirá socializar el conocimiento de una manera más directa.

Villaurrutia adelantó al medio español El País que el proyecto se llama Expedición 364 y el equipo de científicos navegará 30 kilómetros mar adentro hacia la plataforma de perforación que tiene previsto penetrar un kilómetro y medio por debajo del lecho marino.  

Esta infraestructura es similar a las petroleras y en la primera semana de perforación se espera taladrar hasta llegar a 500 metros bajo el suelo del Golfo de México. La labor continuará durante ocho semanas más, para alcanzar la meta de perforación.

“La plataforma ya está, tuvimos un retraso por el mal tiempo porque todo viene de Nueva Orleans, y tuvo que refugiarse en Texas. En la primera etapa participarán un grupo reducido de 13 personas por el tipo de especialización de los trabajos”, apuntó.

Datos sueltos

  • Esta es la primera vez que se realizan trabajos de investigación con perforación debajo del lecho marino, hasta ahora el cráter sólo había sido estudiado con perforaciones en tierra.
  • De esta manera se busca profundizar en el conocimiento sobre la formación de cráteres por impacto en la Tierra y en otros planetas, y sobre sus efectos ambientales y ecológicos. Y también se pretende conocer cuáles fueron las condiciones de la vida marina en la zona después del impacto
  • Además de la UNAM, el grupo de investigación está coordinado con la Universidad de Texas, el Imperal College de Londres y el British Geological Survey, y cuentan con la colaboración de científicos de la Universidad de Zaragoza y de la Complutense de Madrid.
  • Para este trabajo cuentan con un presupuesto de 10 millones de dólares, financiado por el Internacional Ocean Discovey Program y el Internacional Continental Scientific Drilling Program. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios