25 de Septiembre de 2018

Yucatán

Anuncian perforaciones terrestres en Cráter de Chicxulub

Tras las obras en el lecho marino, la Misión 364 continuará para averiguar, entre otras cosas, qué tan vertical fue el impacto.

Tras las costosas perforaciones realizadas por la Misión 364 a nivel de lecho marino, el próximo año se harán perforaciones terrestres que ayuden a aclarar dudas sobre el impacto del meteoro en la zona del cráter de Chicxulub. (Amílcar Rodríguez/Milenio Novedades)
Tras las costosas perforaciones realizadas por la Misión 364 a nivel de lecho marino, el próximo año se harán perforaciones terrestres que ayuden a aclarar dudas sobre el impacto del meteoro en la zona del cráter de Chicxulub. (Amílcar Rodríguez/Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Anuncian perforaciones terrestres en Cráter de ChicxulubCompartir en Twiiter Anuncian perforaciones terrestres en Cráter de Chicxulub

Cecilia Ricárdez/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Para profundizar en los estudios sobre el Cráter de Chicxulub, ahora enfocados en averiguar la orientación del meteorito, los científicos continuarán las perforaciones esta vez sobre la superficie terrestre, en tres zonas, se perforará en el orden 700 metros para alcanzar los afloramientos del material fragmentado en la llamada “brecha de impacto”. 

En entrevista el doctor Jaime Urrutia Fucugauchi dijo que debido a los altos costos de la perforación en el lecho marino se dará seguimiento al trabajo en tierra. Se prevé que en mayo o junio del próximo año inicien las perforaciones. En cada pozo se trabajan de dos a tres semanas. 

Dijo que actualmente se están definiendo los sitios exactos, porque es necesario estudiar el lugar para evitar que se coincidan con vestigios mayas. Apuntó que estos estudios ayudarán a resolver la incógnita de la dirección del impacto, para probar si fue más vertical y cómo estaba la carpeta del material fragmentado. 

Las zonas identificadas para ubicar los pozos son: entre Yucatán y Campeche; Mérida, rumbo a Uxmal pasando por la sierra de Ticul hacia el sur del estado, y Chetumal en dirección a la frontera con Belice.

Con las perforaciones se llegará a la “brecha de impacto” que constituye el material fragmentado y eyectado en el impacto y que se depositó en el cráter durante el proceso de formación. 

Ya se ha alcanzado ese nivel anteriormente y estas nuevas perforaciones y recuperación de núcleos abonarán a la información para determinar exactamente la dirección del bólido al momento del impacto.

Para localizar los sitios se realizaron estudios de geofísica que permitieron documentar la estructura del cráter, además cuentan con información de los programas anteriores de perforación en el Programa Universitario de Perforaciones en Océanos y Continentes de la UNAM y el Programa Internacional de Perforación Científica Continental.

“Lo más espeso del material rocoso está en la última parte; en la primera está una capa delgada que se va haciendo más gruesa. Se hará una perforación en el orden 700 metros de profundidad, a ese nivel ya hay afloramiento del material fragmentado del cráter de Chicxulub”, apuntó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios