23 de Septiembre de 2018

Yucatán

Persiste el temor por denunciar maltrato

El Instituto de la Mujer en Mérida identificó que quienes se acercan a pedir auxilio, viven un ciclo de siete visitas previas hasta que se animan a denunciar.

María Herrera Páramo, directora del Instituto de la Mujer en Mérida. (Milenio Novedades)
María Herrera Páramo, directora del Instituto de la Mujer en Mérida. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Persiste el temor por denunciar maltratoCompartir en Twiiter Persiste el temor por denunciar maltrato

Itzel Chan/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- El Instituto de la Mujer en Mérida identificó que las mujeres que se acercan a pedir auxilio, viven un ciclo de siete visitas previas hasta que se animan a denunciar de manera formal, y las estadísticas indican que cada mes atienden en promedio a 350 que están en situación de violencia intrafamiliar. 

Actualmente hay alrededor de 500 personas en el refugio destinado para atender a personas que están en violencia extrema y que temen perder la vida, de las cuales 250 son mujeres y el resto son hijos de las mismas, de acuerdo con María Herrera Páramo, directora del Instituto de la Mujer.

'Hemos llegado a una conclusión: cuando una mujer atraviesa la puerta de este instituto, ha rondado por lo menos siete veces antes de tomar la decisión, es decir, se acerca por afuera para conocer la ubicación, en otra ocasión se dirigen a la puerta, otra más piden informes y así sucesivamente hasta que se atreven', describió Herrera Páramo.

El motivo principal por el que tardan en solicitar apoyo se debe a que no es fácil para ellas hablar con alguien más sobre el problema de maltrato que viven cotidianamente y por temor a ser descubiertas por sus parejas o la persona que ejerce la violencia sobre ellas. 

Luego de la primera visita que realizan, en el instituto identifican el grado de violencia que viven y de ser necesario son trasladadas al refugio permanecen bajo protección, en donde han atendido a menores de edad hasta mujeres mayores a los 50 años.

'Son mujeres que viven alto grado de violencia y que a menudo reciben amenazas de muerte, incluso, que ya han recibido agresiones con armas. Hay mujeres que han salido únicamente con la ropa puesta, han huido de la situación', relató María Herrera.

El establecimiento dirigido a mujeres violentadas forma parte de la Red Nacional de Refugios, y en este sitio permanecen en promedio tres meses, aunque hay casos en los que la estancia se prolongó a un año.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios