15 de Agosto de 2018

Yucatán

Pescador yucateco muere luego que pez aguja le perforara el ojo

El vecino de Celestún murió desangrado debido a la lenta atención médica que recibió.

'Vaca' solamente tenía 41 años de edad. (SIPSE)
'Vaca' solamente tenía 41 años de edad. (SIPSE)
Compartir en Facebook Pescador yucateco muere luego que pez aguja le perforara el ojoCompartir en Twiiter Pescador yucateco muere luego que pez aguja le perforara el ojo

SIPSE
CELESTÚN, Yuc.- Inusual forma de morir tuvo un pescador del puerto de Celestún, luego de que un pez aguja brincara y le perforara el ojo. El infortunado falleció desangrado debido a la lenta atención médica que se le brindó.

El señor Jesús Antonio May Castilla, conocido como 'Vaca' y con 41 años de edad, perdió la vida en el Hospital O’Horán de Mérida durante la madrugada del jueves.

Este vecino de Celestún, quien se desempeñaba como buzo, fue porforado en el rostro por un pez aguja cuando realizaba sus actividades de pesca en la costa de este municipio.

De acuerdo con lo averiguado, la velocidad de la embarcación en la que viajaba May Castilla y la luz que alumbraba su travesía, pudieron ser factores para que el pez saltara y atravesara como "flecha" uno de sus ojos, vaciando de inmediato el globo ocular.

El ahora occiso fue trasladado al Centro de Salud de este puerto, pero en ese sanatorio carecían de un coagulador, el cual debía aplicársele para detener la fuerte hemorragia.

Ante esto, los familiares solicitaron una ambulancia la cual llegó casi una hora después.

Al no frenar la hemorragia y la tardanza del vehículo de emergencia, tomando en cuenta que el trayecto a la capital yucateca dura casi hora y media, desgraciadamente May Castilla no sobrevivió, murió desangrado.

Incluso no se descarta que el también conocido pez pipa haya alcanzado el cerebro, pues el pico de esta especie marina alcanza de entre 3 a 4 pulgadas.

Ribereños dijeron que es "mucha mala suerte", ya que en el litoral yucateco no se tiene memoria de que un pescador haya fallecido de forma similar.

Para este tipo de pez "las luces les resultan 'atractivas' y suelen brincar al impulsarse con su cola y es como desafortunadamente le tocó al amigo Vaca", aseguró un compañero.

A Jesús Antonio le sobreviven su ahora viuda y tres hijos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios