18 de Julio de 2018

Yucatán

Los hicieron de menos y se convirtieron en estrellas

Ante la falta de opciones, jóvenes con trastorno del crecimiento se emplean en espectáculos de masas.

El espectáculo ofrece una de las mejores alternativas laborales a las personas 'pequeñas'. (Milenio Novedades)
El espectáculo ofrece una de las mejores alternativas laborales a las personas 'pequeñas'. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Los hicieron de menos y se convirtieron en estrellasCompartir en Twiiter Los hicieron de menos y se convirtieron en estrellas

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Falta de oportunidad laboral, discriminación e insensibilidad son algunas de las situaciones que enfrentan las personas “pequeñas”, que padecen trastornos del crecimiento, conocido como enanismo, lo cual las orilla a laborar en el entretenimiento de masas, pese a que algunas de ellas son jóvenes con estudios que buscan otro tipo de empleos.

En entrevista, varios integrantes del espectáculo de rodeo que se presenta en esta ciudad capital explicaron que participar en un grupo que se dedica a entretener a la gente por el país termina siendo su mejor opción laboral, a pesar de no ser la que más les interesa, en especial a los jóvenes.

“Podemos hacer muchas cosas, tenemos manos, pies, todo, sólo es la estatura”, expuso Patricia Torres, de 35 años, originaria de Durango, quien explicó que durante cuatro años se dedicó a otros giros, principalmente en una fabrica.

Recordó que inicialmente fue rechazada por los contratantes por su condición, hasta que el dueño se percató y dio contraindicaciones para darle una oportunidad, durando en ese empleo cuatro años, hasta que su hermana contactó a este grupo de “chaparritos” en Chihuahua, donde se les unió.

Explicó que en este giro se encuentra contenta porque viaja por el país y formó a su familia, que cuenta con dos niños, de los cuales uno, de nueve años, efectúa algunas participaciones en las presentaciones, aunque prefiere que estudien y tengan otras opciones laborales.

Lupita Leyva, de 21 años, indicó que a pesar de tener estudios como técnico en sistemas nunca ha podido desempeñarse como tal durante los cuatro años que ha buscado empleo en esta rama, pues al igual que varios de sus compañeros, los empleadores le toman la solicitud solo por compromiso y algunos con menos tacto han sido francos en negarle la plaza por su estatura.

Por tanto, dijo, trabaja ahora en el espectáculo, pese a que quiere dedicarse en el ámbito para el que se preparó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios