19 de Agosto de 2018

Yucatán

 / FICMaya

Piden en la FICMaya 2013 restablecer relación armónica con el entorno

Descendientes de los mayas aún piden permiso para llevar a cabo trabajos agrícolas, construcciones de casas o cualquier ocupación de terreno.

Los mayas acostumbran pedir permiso a los 'dueños' de la tierra. (SIPSE/Archivo)
Los mayas acostumbran pedir permiso a los 'dueños' de la tierra. (SIPSE/Archivo)
Compartir en Facebook Piden en la FICMaya 2013 restablecer relación armónica con el entornoCompartir en Twiiter Piden en la FICMaya 2013 restablecer relación armónica con el entorno

Agencias
MÉRIDA, Yuc.- La investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Ella Quintal Avilés, llamó a restablecer la relación armónica que los antiguos mayas mantenían con el entorno para evitar usar de manera irresponsable los recursos naturales.

Según un comunicado del gobierno del estado, que cita Notimex, la especialista dijo lo anterior al participar como ponente en las actividades académicas del Festival Internacional de la Cultura Maya (FICMaya) 2013.

Los cambios en las leyes sobre la posesión de la tierra ocasionaron que superficie utilizadas por los herederos de ese histórico pueblo prehispánico dejen de tener un uso comunitario y se empleen para actividades lucrativas que implican el uso de agroquímicos, indicó.

"El sistema de creencias, prácticas y rituales que los descendientes mayas tienen sobre el uso de los recursos naturales, principalmente en lo que se refiere a la tierra, deja ver la armonía de su cosmovisión y el aprovechamiento sustentable de su entorno", apuntó.

Al dictar la ponencia "Antiguos y nuevos dueños: la relación con el medio ambiente en las sociedades mayas de hoy", la experta resaltó que en muchas comunidades se siguen haciendo ceremonias de agradecimiento por la cosecha de manera discreta entre los campesinos.

Quintal Avilés expuso que para los mayas todo lo que existe tiene un dueño, razón por la que es necesario pedir permiso para llevar a cabo trabajos agrícolas, construcciones de casas o cualquier ocupación de terreno.

La petición es mediante la presentación de pequeñas y grandes ofrendas de bebidas de maíz como el saká o balché, con lo se obtiene de estos dueños la benevolencia para que cuiden las cosechas y manden agua, así como para que protejan a los campesinos durante sus recorridos en las milpas, refirió.

De esa manera, dijo, se establece una relación de reciprocidad entre estos seres espirituales o dueños y las personas, lo que permite que también se tenga un vínculo con el medio ambiente más armónico y respetuoso, en la medida en que se respete esa relación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios