21 de Mayo de 2018

Yucatán

Piden conectar a internet a los fraccionamientos

El acceso a la supercarretera digital aún es limitado, ya que algunos de los nuevos desarrollos carecen de la infraestructura para facilitar a sus moradores el servicio.

Los jóvenes requieren de las nuevas tecnologías en sus trabajos. (Milenio Novedades)
Los jóvenes requieren de las nuevas tecnologías en sus trabajos. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Piden conectar a internet a los fraccionamientosCompartir en Twiiter Piden conectar a internet a los fraccionamientos

Jesús Mejía/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Pese a ser un derecho proclamado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y estipulado en el Artículo Sexto de la Constitución, el acceso de internet es aún incipiente y limitado para la población yucateca, ya que además de la falta de medios económicos para adquirir equipos digitales, los  nuevos fraccionamientos habitacionales carecen de la infraestructura necesaria para facilitar a sus moradores el servicio.

Ante esta situación, la Cámara Nacional de la Industria Electrónica de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti) del sureste planteó la urgencia de implementar medidas para garantizar el acceso de la población a internet y en general a las nuevas tecnologías, tanto del Gobierno como de las empresas.

Julio Gómez Sánchez, vicepresidente de la Comisión de Emprendedurismo de la Canieti en la región, recordó que el Gobierno del Estado ha instalado una red digital que cubre el 95 por ciento del territorio, de ahí la necesidad, dijo, de promover la conectividad mediante un programa de adquisición de equipos a crédito y a costos accesibles.

Las empresas Telmex, Cablemás y Iusacell que, en conjunto, dominan el mercado de internet domiciliario en Mérida

Expuso que de los 120 millones de mexicanos, sólo un 38.4 por ciento tiene acceso a internet, porcentaje que es aplicable al Estado con posibilidades de crecimiento, por lo que México podría ser, en algunos años, el país mejor conectado de América Latina.

El directivo sostuvo que existe un rezago en el acceso, por lo que reiteró la urgencia de buscar mecanismos de financiamiento y disponibilidad de equipos, ya que los jóvenes podrán encontrar en las nuevas tecnologías futuros nichos de negocios y empresas innovadoras.

En la “Encuesta en Hogares sobre Disponibilidad y Uso de las Tecnologías de la Información en los Hogares 2013”, el Inegi plantea que sólo cuatro de cada 10 habitantes tienen acceso a la red de redes, por lo que el Gobierno estatal y el Ayuntamiento de Mérida han emprendido acciones para avanzar en el cumplimiento de ese derecho para todos los yucatecos.

Para Renato Flores Cartas, gerente de Comunicación Corporativa de Telmex, la falta de infraestructura urbana es la principal limitante para que la gente acceda a internet. 

De acuerdo con el Inegi, en México 64.2 por ciento de los hogares no tiene computadora, pero hay quienes aun con equipos no tienen el servicio porque sus fraccionamientos carecen de infraestructura que permitan la conectividad, ya que las empresas inmobiliarias no están obligadas a ello.

En Mérida, 56 mil 584 de las 201 mil viviendas en la ciudad cuentan con una computadora, lo que representa apenas la cuarta parte, un 26 por ciento, agregó.

Para contrarrestar este rezago, el Ayuntamiento de Mérida dispone del programa “Parques en Línea” con acceso a internet en cien parques y jardines de la ciudad, con lo que proporciona el servicio a cerca de cien mil usuarios al mes.

De manera adicional a estos esfuerzos, el Gobierno estatal implementó el Programa Red Terrestre, mediante el cual dota internet a 32 espacios públicos, tanto en colonias populares como algunas comisarías aisladas de Mérida.

Obstaculiza conectividad

Las empresas Telmex, Cablemás y Iusacell que, en conjunto, dominan el mercado de internet domiciliario en Mérida, por encima de los requerimientos de infraestructura urbana, el principal obstáculo para llevar ese servicio a la población radica en que siete de cada 10 habitantes de la capital yucateca percibe ingresos menores a dos salarios mínimos (tres mil 826 pesos al mes, es decir, no tienen recursos para adquirir una computadora y costear el servicio).

Los entrevistados plantearon que el mercado y la competencia permiten ofrecer una amplia gama de opciones; no obstante, el problema reside en el ingreso y las dificultades de dar, en determinado caso, mantenimiento y actualización de equipos.

De acuerdo con indicadores oficiales de 2012, tanto del Inegi como del Ayuntamiento de Mérida, en la ciudad hay 201 mil 127 hogares distribuidos en 88 colonias y 137 fraccionamientos, de los cuales, sólo 56 mil 584 disponen de una computadora. La capital del Estado concentra el 45.3 por ciento del total de viviendas de Yucatán.

De la población económicamente activa, sólo el tres por ciento cuenta con ingresos superiores a los 10 salarios mínimos, es decir, 637.70 pesos diarios; son los que podrían hacer frente a los gastos que implica el mantener un procesador con conectividad.

Los que perciben ingresos de entre dos salarios y menos de 10 salarios mínimos al día constituyen el 26 por ciento.

De acuerdo con los consultores, además del pago regular por el acceso a la red, hay que renovar los equipos que quedan obsoletos con asombrosa velocidad, comprar licencias de software, antivirus, pagar servicios técnicos, y otros. 

Al problema de la falta de ingreso se agrega el nivel educativo, ya que cerca del 40 por ciento de la población carece de educación básica terminada.

Ante esta situación, el Gobierno del Estado realiza esfuerzos por superar este rezago, de tal forma que impulsa el programa Red Estatal de Servicios Electrónicos Gubernamentales, mediante el cual interconectan a la fecha un mil 580 sitios públicos y administrativos.

Conexión digital

Las constructoras y desarrolladoras de vivienda no tienen la obligación de instalar infraestructura para la telefonía y/o colocación de redes de fibra óptica en fraccionamientos, ya que la ley sólo los obliga a edificar vialidades, alumbrado público y agua potable.

El asesor jurídico del Colegio Yucateco de Arquitectos, José Miranda Velasco, y el presidente local de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi), Carlos Viñas Heredia, coincidieron que hay un rezago en las diversas disposiciones legales en la materia.

Expusieron que las leyes federales, estatales y municipales requieren ser actualizadas para dotar de las condiciones físicas necesarias que permitan la conectividad digital en futuros desarrollos habitacionales.

En esa situación se encuentran, entre otras normas, las leyes de Vivienda (federal de 2006), que rige la política nacional en la materia, la de Asentamientos Humanos de Yucatán y la de Desarrollos Inmobiliarios, así como programas de Desarrollo Urbano de Mérida y el Reglamento de Construcción del Municipio.

Miranda Velasco planteó que la instalación de internet no está reglamentada y su colocación en algunos desarrollos correspondió sólo a un “plus” de las inmobiliarias.

Por su parte, Viñas Heredia reconoció que falta conectividad en la mayoría de las colonias populares y comisarías de Mérida, lo que es subsanado por los parques en línea, los cuales, advirtió, pueden resultar insuficientes para atender la creciente demanda.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios