19 de Septiembre de 2018

Yucatán

¿Te imaginas un potaje de uaxim?

En Veracruz incluso se prepara un potaje con las semillas de esta planta endémica de Yucatán y otras zonas del sur de México.

En la Península de Yucatán el uaxim se utiliza como forraje y tiene uso medicinal. (SIPSE)
En la Península de Yucatán el uaxim se utiliza como forraje y tiene uso medicinal. (SIPSE)
Compartir en Facebook ¿Te imaginas un potaje de uaxim?Compartir en Twiiter ¿Te imaginas un potaje de uaxim?

Víctor Hugo Lizama/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Esta especie es una de las más conocidas por todos nosotros, no solo en Yucatán, sino en todo el sureste de México, Centroamérica y el resto del mundo. Debido a su popularidad ha recibido muchos nombres, como acacia forrajera, guaje, aromo blanco, lino, tamarindillo, etc.

El uaxim (Leucaena leucocephala) crece como arbusto de 3 a 6 metros (hasta 12 m) de altura. Algunos de estos árboles viven hasta 50 años y crecen silvestres en zonas cálidas. Sus vainas son verdes cuando son tiernas y cafés cuando están maduras; contienen de 15 a 30 semillas. Es un árbol cuyo follaje se utiliza para la alimentación del ganado sobre todo de las cabras. 

Las vainas que produce sirven igualmente como forraje, pero también son de consumo humano. Tiene un alto contenido de nutrientes, especialmente proteínas. Se puede cortar para dársela a los animales o se puede pastorear, es decir, que el ganado la consuma en el campo mismo. En la Península de Yucatán se usa como forraje y medicinal.

Es útil como cerca viva y protectora de suelo. Es fuente de leña, madera, abono orgánico, néctar, tintes y árbol sombra en cafetales, en el caso de Chiapas y Veracruz. Conversando con veracruzanos avecindados en Mérida nos enteramos que ellos hacen potaje con las semillas del uaxim que ellos conocen como “Guaje” y lo preparan así como nosotros lo hacemos de lentejas. 

En el siglo XVI, el botánico Francisco Hernández relataba: calman el dolor de estómago que proviene de causa fría, son extremadamente calientes, ayudan a la digestión y abren las obstrucciones. Las semillas huelen a ajo y como tienen casi las mismas propiedades, mezcladas a los alimentos favorecen la digestión.

Sin embargo, tiene algunas sustancias anti-nutritivas (mimosina), que pueden ser tóxicas al ingerir cantidades grandes. Puede producir daños en los mamíferos no rumiantes y aves de corral (bocio, debilidad, pérdida de peso, aborto, caída de pelo en caballos, mulas y burros). Queremos hacer una aclaración sobre la palmera de cocoyol, sí hay una en Uxmal y nos lo indicó un guardia del sitio. Mi correo es: [email protected]

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios