20 de Agosto de 2018

Yucatán

Los choca un autobús y la Policía Municipal ni caso les hace

Una mujer denuncia que luego del accidente llegaron agentes de la corporación, pero le dijeron que no podían hacer nada.

Vanos fueron los esfuerzos de Ana Isabel Góngora Cardeña, quien se puso enfrente del autobús para que no huyera del lugar del accidente. (SIPSE)
Vanos fueron los esfuerzos de Ana Isabel Góngora Cardeña, quien se puso enfrente del autobús para que no huyera del lugar del accidente. (SIPSE)
Compartir en Facebook Los choca un autobús y la Policía Municipal ni caso les haceCompartir en Twiiter Los choca un autobús y la Policía Municipal ni caso les hace

SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Un choque en calles del centro de Mérida provocó que ante la falta de atención del mismo por parte de la Policía Municipal, una joven señora paralizara el tráfico en su afán de impedir que el responsable del accidente, un chofer de autobús, se fugara, lo que a final de cuentas sucedió.

De acuerdo con datos recabados, a las 11 y media de la mañana, Ana Isabel Góngora Cardeña iba acompañada de su padre Manuel de Jesús Góngora Herrera, quien manejaba el automóvil Dodge placas ZAE9152 sobre la calle 50, pero al llegar a la calle 65 el tránsito se hizo pesado y el vehículo de su papá quedo atravesado en la calle 50, listo para incorporarse a la 65, donde se detuvo mientras cambiaba el semáforo.

Apenas tuvo luz verde, el operador de un autobús de la Alianza de Camioneros placas 800864Y de la ruta Vergel, aceleró sin importarle que tuviera el auto enfrente y lo chocó dañándole el costado derecho.

Minutos después llegaron agentes de la Policía Municipal que, a decir de la mujer, solo le mencionaron que no podían hacer nada, ni siquiera tomar nota del percance, por lo que molesta ante tal situación, decidió interponerse en el camino del camión de pasajeros en un intento desesperado de evitar que se diera a la fuga. Sin embargo, a petición de su padre, se hizo a un lado y el camión huyo velozmente del lugar.

Mientras era entrevistada la señora, un agente de la Policía Municipal con las palabras L. Dzul bordadas en el uniforme se acercó y preguntó qué pasaba. La mujer le explicó que la habían chocado y el uniformado con una sonrisa se retiró del lugar.

Durante más de una hora el vehículo chocado con el cristal roto permaneció sobre la calle 65 entre 50 y 52, sin que ningún agente de la Policía Municipal tomara cartas en el asunto y no fue sino hasta que llegó su aseguradora que  el auto fue llevado a un taller mecánico.

No hubo lesiones de consideración para ninguno de los ocupantes del vehículo dañado y sólo fueron daños que ascenderían a más de seis mil pesos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios