18 de Junio de 2018

Yucatán

Policías de Acanceh ven aluxes en una cancha de usos múltiples

Se desconoce si se pidió permiso a los 'dueños del monte' antes de construir el inmueble.

Junto a esta canasta de básquet han visto a “dos pequeños seres” que podrían ser los también llamados duendes del mayab. (Jorge Moreno/SIPSE)
Junto a esta canasta de básquet han visto a “dos pequeños seres” que podrían ser los también llamados duendes del mayab. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Policías de Acanceh ven aluxes en una cancha de usos múltiplesCompartir en Twiiter Policías de Acanceh ven aluxes en una cancha de usos múltiples

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- En días pasados estuve en el municipio de Acanceh, donde varios policías, asiduos lectores de “Enigmas”, se acercaron para platicarme sobre algo que les ocurrió recientemente en la nueva cancha de usos múltiples de esta población.

De acuerdo con su reporte, varios de ellos han escuchado pasos, visto sombras y les han aventado cosas en esa cancha, la cual hace poco fue construída y se ubica a la salida de Acanceh, yendo a la comisaría de Petectunich.

Según me informaron, esta edificación deportiva llevó más de tres meses en construirse, en ocasiones, los mandaban a cuidar el material y hacer rondines, y de pronto les ocurrían esas cosas extrañas:

“Estamos acostumbrados a no sugestionarnos, por eso digo que es real lo que nos pasaba, nos aventaban piedritas, incluso, pensábamos que habían vándalos o ladrones guardados, pero nada. Escuchábamos que nos pisteaban y de hecho, uno de los albañiles nos dijo que llegó a ver, al menos, dos aluxes ahí, ya que notó la sombra de dos pequeños seres corriendo cerca de donde está el arillo de la cancha”, comentó.

Luego de las entrevistas, acudí al sitio para hacer una inspección ocular y me percaté que la cancha está prácticamente en el monte, ya que no hay casas ni otras construcciones con las cuales colinde.

Hace algunos años, un ingeniero me platicó que, principalmente en los pueblos y comisarías, cuando les tocaba construir y se tenía que hacer en monte, realizaban ceremonias para “pedir permiso” a los dueños del lugar y que no cargar “mal aire”:

“Nuestros patrones no lo creen, de hecho, ni yo lo creía, hasta que me tocó vivirlo en carne propia fue que descubrí que todo eso es real, que el monte tiene dueño y es necesario hacer ceremonias, no se puede llegar así nada más por que sí a un sitio para construir algo”, me comentó.

No sabemos si en el caso de Acanceh se realizó alguna ceremonia a través de un "Hmen" o un sacerdote maya en el sitio donde está construida la cancha, sin embargo, ahí están los reportes de los policías.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios