23 de Mayo de 2018

Yucatán

Policías de Yucatán se encomiendan incluso a la santa muerte

Los agentes hablan mucho de brujería y tiene amuletos para intentar contrarrestar los hechizos; aquí la historia de uno de ellos.

Los famosos amuletos se pueden encontrar a la venta en internet. La medalla de San Benito es una de las más buscadas. (mercadolibre.com)
Los famosos amuletos se pueden encontrar a la venta en internet. La medalla de San Benito es una de las más buscadas. (mercadolibre.com)
Compartir en Facebook Policías de Yucatán se encomiendan incluso a la santa muerteCompartir en Twiiter Policías de Yucatán se encomiendan incluso a la santa muerte

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Hace unos días un policía estatal me comentó que entre sus compañeros se habla mucho sobre la brujería, así como las protecciones a través de amuletos que usan varios de ellos; dice que en una ocasión le dijeron que a un comandante una mujer lo estaba hechizando y que, de puro milagro, se salvó de morir.

Antes de presentar su relato, es importante explicar la diferencia entre un hechizo, un encantamiento y un conjuro, ya que aunque para muchos les puede parecer algo similar existen algunas características particulares en cada uno de estos conceptos.

Un hechizo o embrujo es lo que hacen las brujas o hechiceros a través de los elementos naturales, es decir agua, fuego, tierra y aire. Un ejemplo de esto sería la “tierra de panteón” que se usa en ocasiones para hacer que le vaya mal a una empresa, una familia o una persona en específico.

En el caso del “encantamiento” se refiere a cosas intangibles, es decir, el ritual por medio del cual se hace por ejemplo que una persona se enamore de ti, que una persona se aleje sentimentalmente de otra, que le vaya mal económicamente.

En cuanto al conjuro, en este no se usan los elementos naturales (tierra, aire, agua y fuego) sino que se invocan a espíritus de santos o brujos ya fallecidos que ayudan de forma espiritual.

Existen varios santeros o brujos ya fallecidos cuyo poder es tan fuerte que continúan “ejerciendo” ya muertos, siempre y cuando un brujo vivo los invoque, a diferencia de un hechizo en donde te basas en los elementos de la tierra.

Un hechizo o embrujo lo hacen las brujas o hechiceros a través de los elementos naturales: agua, fuego, tierra y aire

Este tema se extiende demasiado y es muy largo de explicar, ya que existen más de 100 tipos diferentes de hechizos y muchas más variantes, y cada una de ellas tiene sus “contras” o antídotos muy específicas de acuerdo al tipo de persona o tiempo que lo llevan hechizando.

Esto lo comento porque en el caso del comandante que estaban embrujando, el oficial que entrevisté me comentó que desde hacía varios meses cada vez que  salía de su casa veía un puñado de tierra en la puerta junto con una pluma como de pájaro.

Por si fuera poco esto también lo veía junto a su auto cuando salía del trabajo y hasta en los lugares a donde iba a pasear en su día de descanso:

“Al principio no le hacía caso a esto pero cuando se dio cuenta (de) que de forma inexplicable se empezó a enfermar y le empezó a ir mal en varios asuntos, de inmediato fue a visitar a un brujo aquí en Mérida y este le dio un amuleto con el cual se empezó a recuperar casi de inmediato”.

“Y yo creo que hasta venganza hizo porque ya le dejaron de tirar la tierra en su casa o junto a su auto, y tiempo después nos enteramos todos que la mujer que lo andaba fastidiando cayó gravemente enferma y se murió”.

Y agrega: “Varios de mis compañeros usan amuletos, otros sólo se encomiendan a Dios o a determinados santos o bien a la Virgen e incluso en el peor de los casos hasta a la santa muerte, pero es muy sabido dentro del ámbito policiaco que la brujería sí existe y todos estamos expuestos a que alguien por venganza nos haga un trabajo”, finalizó.

Por cierto he podido notar que uno de los amuletos más socorridos de los policías es la medalla de San Benito, propagada en todo el mundo desde hace más de 300 años, especialmente por los monjes benedictinos.

Es célebre por su eficacia extraordinaria en el combate contra el demonio y sus manifestaciones, en la defensa contra maleficios de todo género y contra enfermedades, etc.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios