26 de Septiembre de 2018

Yucatán

Calor 'quema' producción de pollo y huevo

Las aves necesitan vivir en temperaturas frescas, pero no todas las granjas cuentan con reguladores térmicos.

El sector avicultor espera que con la temporada de lluvias la producción se recupere. (Archivo/SIPSE)
El sector avicultor espera que con la temporada de lluvias la producción se recupere. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Calor 'quema' producción de pollo y huevoCompartir en Twiiter Calor 'quema' producción de pollo y huevo

Agencias
MÉRIDA, Yuc.- El presidente de la Asociación de Avicultores de Yucatán, Jorge Puerto Cabrera, señaló que las elevadas temperaturas impactan a la baja en la producción de pollo y huevo en la entidad en un cinco a siete por ciento, respectivamente.

En entrevista para Notimex, indicó que la producción semanal de huevos es de 175 mil cajas, pero las recientes semanas bajó a unas 165 mil cajas.

La producción semanal de un millón 700 mil aves también se desplomó a un millón 500 mil y en ambos productos hay una tendencia a una baja considerable si se mantienen las altas temperaturas.

Advirtió que la falta de sistemas de enfriamiento y de plantas de energía de emergencia impide mantener la temperatura adecuada en las productoras y eso inhibe la producción tanto de carne como de huevo.

De prolongarse demasiado esa situación, los productores podrían verse obligados a proponer un aumento en los precios de esos artículos, dijo.

Refirió que el kilogramo de huevo está en unos 25 pesos en promedio y el de pollo a unos 30 pesos, pero si sigue a la baja la producción tendría que ajustarse para compensar la caída.

No todas la granjas cuentan con sistemas reguladores de temperatura, algunas utilizan ventiladores para mantener un ambiente fresco donde están las aves, expuso.

Energía incosteable

Además, siguió, no todas tienen plantas de energía eléctrica de emergencia para mantener activos los ventiladores las 24 horas todos los días de la semana, además de que los costos en energía eléctrica serían incosteables.

De tal modo, abundó, se espera que cuando se inicien las lluvias bajen las temperaturas, el sector se recupere y aumente su rendimiento.

“Otro problema es el alto precio de la tonelada de grano forrajero con el que se alimentan las aves, el cual se trae de Sinaloa y que con todo y flete cuesta unos cuatro mil 200 pesos la tonelada y pues si baja la productividad se hace muy pesado para los empresarios poder comprarlo”, lamentó.

“Lo irónico es que sale más barato importar grano forrajero de Texas, Estados Unidos, con un precio con todo y flete de hasta tres mil 500 pesos la tonelada y que llega a Yucatán a través del puerto de Altura de Progreso, pero no siempre está disponible”, expuso.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios