17 de Noviembre de 2018

Yucatán

Ponen marca al Gobierno de Yucatán

Jóvenes creadores de la nueva imagen del Ejecutivo hablan del significado de su diseño basado en el baile de las cintas.

Einar Reyes Valdez y Juan Carlos Hernández Cámara, directivos de H. Creativos. (Milenio)
Einar Reyes Valdez y Juan Carlos Hernández Cámara, directivos de H. Creativos. (Milenio)
Compartir en Facebook Ponen marca al Gobierno de YucatánCompartir en Twiiter Ponen marca al Gobierno de Yucatán

Israel Cárdenas/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.-  El nuevo logo del Gobierno del Estado resume la esencia del trabajo de la autoridad local desde el “compromiso con tu bienestar”, destacando uno de los principales orgullos de esta tierra: la “Danza de las cintas”, la cual a partir de ahora será vista más allá de una expresión de la cultura yucateca, porque resume la fortaleza que logra el entrelazado sincronizado.

Una joven empresa creada por Einar Reyes Valdez y Juan Carlos Hernández Cámara, director general y director comercial de H. Creativos, ganó el concurso organizado por el gobierno estatal para definir la imagen institucional de la gestión 2012-2018, representada en tres elementos: el orgullo e identidad de Yucatán, la seguridad y diez líneas de acción.

Los directivos, quienes crean y rediseñan empresas de diversos ámbitos, remarcaron que con esta imagen la administración estatal refleja ser incluyente, diversa, organizada y que busca el desarrollo basado en la economía.

Juan Carlos, ¿cuál es el efecto que buscan en la gente con este logotipo?

Lo que buscamos es que la gente se sienta incluida en esta marca “Yucatán”, que represente a la diversidad de personas que viven en el Estado; siempre es complejo abstraer tanta información en un icono, en un punto, donde la gente se sienta identificada. Se pensó en muchas opciones y al final se definió la “Danza de las cintas”, ya que es una representación del trabajo en conjunto que hace todo tipo de personas. Ahora salen comentarios, positivos y negativos, pero es parte de lo público que puede resultar un producto. La estrategia del Gobierno es dejar esta marca, así de colorida, y esperar respuestas con respecto a cuestiones políticas, a la diversidad de género, entre otros temas.

¿Le darán seguimiento?

En ese sentido, el Gobierno del Estado es bastante responsable; si nosotros seguíamos este proyecto a toda su extensión, quizá sería muy costoso para la administración; nosotros formamos parte de la iniciativa privada.

Entonces, nos pidieron un curso dirigido a los diseñadores gubernamentales en materia de imagen institucional, y así es como se desarrolla todo lo demás.

Einar y Juan Carlos, ambos de 34 años, relataron que se conocieron en un trabajo donde tiempo después coincidieron en hacer su propio despacho, en 2004; poco a poco tuvieron dos empleados, actualmente la empresa cuenta con 18 colaboradores en un local rentado con planes a reubicarse.

Einar, ¿cómo supieron del concurso de diseño?

El concurso que organizó el Gobierno del Estado fue como debe ser, un proceso profesional. El Gobierno apostó porque la marca Yucatán sea hecha por yucatecos. Seleccionó a diez grupos de profesionales. Nos llegó un memorándum sin aviso, nos convocaron a participar, y nos dieron de plazo una semana para presentar las propuestas.

Cuando vimos la lista de personas que estaban participando, nos dimos cuenta que se trataba de gente a la que profesionalmente le tenemos mucho respeto, como Creativo Vales, Bousa Creativos, Wheat Design, las universidades Modelo, Marista y Anáhuac, entre otras.

¿Qué implicó este proyecto?

Fueron horas de pensamiento y de crear propuestas, realmente se logró un concurso “ciego”, en el que los jueces sólo vieron las propuestas sin tener ni idea de quién las diseñó. Hubo un caso curioso, porque al Gobierno se le olvidó invitarnos a la develación del fallo; invitaron a nueve, menos a nosotros; nos estábamos echando una tortita antes de la junta, cuando nos empezaron a felicitar por celular. No vimos las propuestas de los demás, llegamos bastante tarde, nos felicitaron.

El premio del ganador fue de 100 mil pesos, que tampoco para este tipo de trabajo es mucho dinero.

Juan Carlos Hernández relató que ha habido casos de concursos organizados por otros gobiernos, como el del Distrito Federal, en los que a pesar de que se ofrecen hasta un millón de pesos de premio, concluyen en escándalo ante la falta de una buena organización.

Juan Carlos, ¿cómo fue que llegaron a la propuesta final?

Necesitábamos que ésta tuviera un poco más de identidad cultural; nuestro primer proyecto era muy abstracto y el Gobierno estaba muy abierto a propuestas. Le incluimos lo cultural, fue un problema llegar a la “Danza de las cintas”, lograr esa metáfora; estuvimos dándole vueltas y vueltas… Las propuestas que teníamos era el venado, el henequén, el arco maya, el dios Chaac, los clichés de siempre, por lo que nos preguntamos cómo salir de eso, hasta que a las dos o tres de la mañana, de uno de esos días, surgió la idea de la “Danza de las cintas”.

Vimos que en este baile, en la parte de arriba del mástil, se forma la “Y”; estamos hablando de algo que tiene muchos elementos, empezamos con dos cintas, el entrecruzado. 

¿Ya conocías la “Danza de las cintas”?

Sí, por supuesto. Después de haber pasado por muchos conceptos gráficos que representaran a toda la comunidad del Estado, nos dimos cuenta que dentro del colorido, la gracia, el folclore y el arraigo que hay de ese baile, cumplía con los conceptos que buscábamos, que era ser incluyente, la diversidad de género, construcción hacia un solo punto y organización... Nos dimos cuenta que ese baile tenía esos conceptos y beneficios que podrían ser explotados para la imagen; ése era el concepto que necesitábamos. A partir de ello tuvimos que abstraer, porque son muchos elementos y colores.

¿Cómo perfeccionaron la propuesta?

No tenemos ningún partido político, por lo cual presentamos tres gamas de colores diferentes: la multicolor, que consideramos que era la correcta; la verde y amarillo, por los colores del escudo estatal, y también presentamos la propuesta del verde y rojo, por ser los colores del PRI, y fue rotunda la negación a esta tercera propuesta. Nos dijeron: “pero para nada, no es por allá, chavo, te equivocaste, no haremos un logotipo partidista, sino un logotipo yucateco”.

La verdad, conociendo a otro tipo de administración y políticos, nos gustó esa postura. En la marca se tienen todos los colores, incluso, si nos ponemos muy partidistas, hay dos colores del PAN que son el azul y el naranja; está el amarillo del PRD, y el verde y rojo del PRI, y un morado. 

¿Cómo definieron esos colores?

Son sacados de la “Danza de las cintas”, ese fue el centro; el logotipo se puede utilizar en diversas aplicaciones, en tarjetas de presentación, pines. Es una marca que tiene aplicaciones muy económicas en una sola tinta; tomando en cuenta las consideraciones de costo, no impacta, simplemente se ve mejor. Cuando el logotipo está a una sola tinta se puede ver una combinación de (Y). 

Juan Carlos relató que en los nueve años de H. Creativos han impulsado rediseños de marcas locales como Super Aki, Surpesa y Bepensa Industria, entre otros.

¿Cómo obtuvieron el simbolismo?

Nos proporcionaron la visión del gobernador Rolando Zapata Bello para preparar a Yucatán para el futuro, donde la economía mueve a los ciudadanos al bienestar. Hay una fórmula que está clasificada en tres elementos: orgullo e identidad que representamos en la “Danza de las cintas”; el segundo punto fue la seguridad, que es el pilar de la administración, el cual representamos con el entrecruzado de la (Y), y finalmente diez puntos que son el empleo, modernidad, movilidad, juventud, educación, salud, campo y pesca, sustentabilidad, eficiencia y mujeres, que representamos con las cintas. Hacer algo con ese nivel de congruencia no está fácil, por eso nos llevó varios días llegar a esto.

Einar Reyes es publicista egresado del Instituto Interamericano, es maestro de la materia Historia del diseño en la Universidad Marista, y Juan Carlos Hernández es comunicólogo egresado de la Universidad Anáhuac Mayab.

Einar, ¿cómo surgió la empresa H. Creativos?

H. Creativos surgió en 2004 en un domicilio de la colonia García Ginerés, en un humilde pesebre sin nada de lana; como dos diseñadores gráficos, empezamos a trabajar con amigos de nuestros papás, conocidos; en un periodo relativamente corto crecimos: dos empleados en los primeros tres años. Nos especializamos en identidad corporativa con el objetivo de darle vida a las marcas y en este periodo le pusimos nombre a una empresa, imagínense lo complicado que es ponerle nombre a un hijo, también a las compañías.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios