16 de Diciembre de 2018

Yucatán

Por un pedazo de terreno la asesina a martillazos

Detienen a la homicida confesa de una anciana en la colonia Pedregales de Tanlum.

Jessyca Herrera Pino le asestó varios martillazos en la cabeza a su víctima. (Cortesía)
Jessyca Herrera Pino le asestó varios martillazos en la cabeza a su víctima. (Cortesía)
Compartir en Facebook Por un pedazo de terreno la asesina a martillazosCompartir en Twiiter Por un pedazo de terreno la asesina a martillazos

SIPSE.com
MÉRIDA, Yuc.- Agentes de la Policía Ministerial aprehendieron a Jessyca del Carmen Herrera Pino, como probable responsable del delito de homicidio calificado en contra de Cecilia Cuate Ocampo, de 70 años de edad, delito perpetrado el pasado 19 de abril en la colonia Pedregales de Tanlum.

La detención de Herrera Pino, se informa en un comunicado, se realizó en ejecución de una orden de aprehensión dictada por el juzgado primero penal del primer departamento judicial del estado.

De acuerdo con la investigación, las huellas dactilares encontradas en el lugar del homicidio, así como unos tenis que presentaron residuos de sangre humana, fueron pieza clave para dar con la autora del citado crimen.

En declaración ante la autoridad ministerial, Jessyca del Carmen aceptó los hechos, y manifestó que todo se debió a un problema del papá de su novia con la hoy occisa, a causa de la venta de una fracción de terreno donde vivía.

De acuerdo con la declaración ministerial, la ahora fallecida hizo pública sus diferencias con Fernando Leandro Acosta Díaz, lo que molestó a la inculpada, quien la tarde del 19 de abril se apersonó al predio ubicado en la calle 28 número 283 entre 39 y 41 de Pedregales de Tanlum, donde fue recibida por la occisa para hablar respecto de la venta del terreno.

Tras ofrecerle Cecilia a Jessyca de comer, cosa que ésta no aceptó, y posteriormente servirle un plato de fruta, Cecilia fue sorprendida por Herrera Pino, quien le asestó varios golpes en la cabeza con un martillo, y posteriormente le colocó un cable de teléfono alrededor del cuello para simular un suicidio.

Minutos antes de los hechos, un albañil que trabajaba en el predio contiguo llamó a la puerta del citado predio para pedir agua, por lo que alcanzó a ver de espaldas a la presunta responsable.

Luego de golpear a la mujer, la inculpada se dio a la tarea de esconder las evidencias, incluido el martillo que guardó en casa de su pareja y que finalmente fue ubicada por la Policía Ministerial.

Tras la detención, la Fiscalía General del Estado pondrá a disposición del juez penal a la inculpada por el delito de homicidio calificado, que podría alcanzar una pena de 30 a 40 años.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios