25 de Septiembre de 2018

Opinión

Por una Mérida sobre dos ruedas

Desde hace unos años nuestras calles permanecen saturadas gran parte del tiempo, lo que ha provocado que ahora tengamos que salir quince o veinte minutos antes de lo acostumbrado.

Compartir en Facebook Por una Mérida sobre dos ruedasCompartir en Twiiter Por una Mérida sobre dos ruedas

Desde hace unos años nuestras calles permanecen saturadas gran parte del tiempo, lo que ha provocado que ahora tengamos que salir quince o veinte minutos antes de lo acostumbrado, o que pasemos más tiempo sentados en el auto y que nos desesperemos porque llegaremos tarde a nuestro destino, razón por la cual empezamos a manejar más rápido, esperando que no se nos atraviese algo o alguien  que  nos  retrase aún más y todos nos convertimos  en  "experimentados"  conductores sin escrúpulos, capaces de no         frenar bajo ninguna circunstancia.

Se ha visto en muchas ciudades que para recorridos menores de 7 kilómetros la bicicleta es un modo de transporte rápido y conveniente. Si usted es observador, verá que la mayoría de sus viajes y los de su familia a la escuela, supermercado, u otra actividad, seguramente son menores que esta distancia. ¿Por qué no usar la bicicleta en estos recorridos? Aquí todos responderíamos que en nuestra ciudad no contamos con la infraestructura correcta para hacerlo, ni la cultura de respeto que nos asegure que haremos el recorrido de una manera segura.

Como ciudadanos, es nuestra obligación señalar lo que nuestra ciudad necesita, pero también reconocer cuando las acciones contribuyan a mejorar nuestra calidad de vida, convirtiéndonos en usuarios permanentes. 

Se están invirtiendo recursos en la construcción o señalización de ciclovías en algunas colonias, para realizar algunos viajes cortos que ahora hacemos en automóvil, y de ese modo se está contribuyendo para que puedan realizarse de un modo menos contaminante y más seguro. Tengamos claro que esto no significa que, a partir de su “aparición”, todas las personas harán todos sus viajes en bicicleta, sino que cualquiera que decida hacerlo en este medio podrá hacerlo de una manera más ágil y segura.

Pero para que esto funcione se requiere de un esfuerzo de todos los ciudadanos, usuarios o no de esta infraestructura. Empecemos por respetar el carril dejándolo siempre libre y no maltratando los señalamientos; también respetemos a los ciclistas y protejámoslos, ya que algún día usted y su familia podrían estar entre ellos; veamos a la bicicleta no solamente como un artículo recreativo, sino como un modo de transporte utilitario.

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios