16 de Diciembre de 2017

Yucatán

Peligra alimento humano por falta de abejas

Un experto asegura los insectos que ayudan a cultivar frutos de consumo humano se están extinguiendo por culpa del hombre.

Las abejas son las encargadas de las polinización (fecundación) que permite que algunas plantas den frutos para consumo humano. Según un experto, la población de abejas es cada vez menor, lo que pone en riesgo la alimentación del hombre. (Archivo/sinembargo.mx)
Las abejas son las encargadas de las polinización (fecundación) que permite que algunas plantas den frutos para consumo humano. Según un experto, la población de abejas es cada vez menor, lo que pone en riesgo la alimentación del hombre. (Archivo/sinembargo.mx)
Compartir en Facebook Peligra alimento humano por falta de abejasCompartir en Twiiter Peligra alimento humano por falta de abejas

Agencias
MÉRIDA, Yuc.- Los insectos han sido desde hace milenios una parte importante de la vida cotidiana de las etnias indígenas del continente americano, pues representan una fuente de recursos alimenticios y un símbolo muy fuerte de su relación con la naturaleza.

El especialista Eraldo Medeiros Costa Neto explica que los insectos también son usados para elaborar remedios y medicinas para curar enfermedades, y permanecen como elementos fundamentales para muchos rituales que se realizan desde tiempos ancestrales.

Indicó que incluso son usados como juguetes, por lo que los insectos tienen y tendrán mucho valor para los pueblos indígenas, no solo del continente americano, sino de todo el mundo.

Sin embargo, expuso que muchos de esos insectos hoy están amenazados por factores naturales y también por las actividades humanas, y los que más afectaciones tienen en ese sentido son los llamados “polinizadores”.

Un experto brasileño sugiere, como método de control de plagas, emplear insectos

“Hoy vivimos una crisis de polinizadores, en especial de las abejas y hay datos que indican que el conjunto de abejas que polinizan plantas cuyos frutos son de consumo humano va a la baja”, detalló el profesor pleno de la Universidad Estatal de Feira de Santana, Bahía, en Brasil.

Aseguró que la mayoría de estas abejas han visto mermada su población por factores como la contaminación y el uso de plaguicidas e insecticidas con altos grados de toxicidad y que se aplican sin control alguno.

“Esos insecticidas incluso son peligrosos para quienes comen los frutos cultivados en las áreas en donde se aplican, por lo que es muy importante tomar con mayor seriedad este problema”, manifestó, entrevistado en el marco de un taller sobre Etnoentomología que se realizó en el Cephis de la UNAM.

De hecho, resaltó, existen métodos de control de plagas más amigables con el medio ambiente, incluso se puede hacer uso de insectos que son depredadores naturales u otros métodos biológicos como los hongos que no afecten a los polinizadores y a los propios seres humanos.

“Los propios indígenas tienen saberes tradicionales que nos pueden ayudar a combatir las plagas que afectan los cultivos y hay países como Indonesia que incluso promueven el consumo de insectos como las langostas, que en México son consideradas una plaga”, añadió.

El especialista refirió que en el caso de América Latina existen muy pocos estudios sobre insectos que pueden ser comestibles, así como de su biomasa y posibles medios para reproducirlos y convertirlos en fuentes sustentables de proteína y otros nutrientes.

“Hay muchos estudios por hacer para conocer la cantidad de insectos como grillos, mariposas, orugas u otros insectos que podrían comerse, pero muchos grupos indígenas e incluso mucha gente de las ciudades come insectos y es muy importante porque demuestra que son un recurso disponible del cual tenemos mucho que aprender”, expuso.

(Información de Notimex)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios