19 de Septiembre de 2018

Yucatán

Progreso, fiel a sus difuntos

A las puertas del cementerio general de Progreso, más de cuatro mil creyentes se dieron cita para ser parte de la misa de Día de Muertos.

Desde temprano numerosos progreseños acudieron al camposanto a visitar a seres queridos. (Milenio Novedades)
Desde temprano numerosos progreseños acudieron al camposanto a visitar a seres queridos. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Progreso, fiel a sus difuntosCompartir en Twiiter Progreso, fiel a sus difuntos

Manuel Pool/SIPSE
PROGRESO, Yucatán.- Más de cuatro mil personas participaron la mañana de ayer en la misa en honor de los fieles difuntos a las puertas del cementerio general de Progreso.

Algunos portando sombrillas para protegerse de los intensos rayos del sol que desde temprana hora ocasionaron intenso calor, desde muy temprana hora se dieron cita en el lugar para ocupar un buen lugar durante la celebración litúrgica que corrió a cargo del Pbro. Francisco Mukul Domínguez, a quien acompañó el vicario cooperador Fausto Castillo Pereyra y los diáconos Carlos Pérez Vidal y José Melquiades Chan.

En la entrada principal del camposanto se colocó una manta con la leyenda: “Cristo convirtió la puesta de sol en amanecer”, la cual sirvió como apoyo para la homilía en la que se recordó que la muerte no es el final del camino, sino el inicio de una vida eterna.

Al finalizar la ceremonia se bendijeron las flores que los presentes momentos después depositarían en las tumbas de sus familiares. Apenas concluyó esta operación, un “auténtico río de gente” comenzó a ingresar al panteón, donde varios chiquillos esperaban impacientes con sus cubetas en la mano para ofrecerles el servicio de acarrear agua para lavar la tumba y colocar las flores.

Viven tradición de maneras diversas

Por otro lado, la fiesta por el Día de Muertos se vivió de diferentes maneras en el puerto de Progreso, pues a la vez que en el cementerio hubo romería, en la que chicos y grandes participaron con buen ánimo al acudir a visitar la tumba de amigos o seres queridos  llevando flores y veladoras, muchas familias estuvieron en su casa degustando el tradicional “pib”, que comenzó a compartirse en los hogares porteños desde el viernes pasado.

En los hogares altamente devotos se colocó el altar. Tal es el caso de la familia Ascanio Bobadilla, donde se recordó con cariño a René Rolando Bobadilla Perera, quien falleciera a los 87 años.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios