26 de Septiembre de 2018

Yucatán

La temporada de huracanes en Yucatán, poco activa

El pronóstico indica que habrá menos huracanes que en otros años, pero eso no significa que se baje la guardia.

El año pasado la perturbación ciclónica más relevante que afectó Yucatán fue la depresión tropical número 9, que dejó inundaciones en el puerto de Celestún. (SIPSE/Archivo)
El año pasado la perturbación ciclónica más relevante que afectó Yucatán fue la depresión tropical número 9, que dejó inundaciones en el puerto de Celestún. (SIPSE/Archivo)
Compartir en Facebook La temporada de huracanes en Yucatán, poco activaCompartir en Twiiter La temporada de huracanes en Yucatán, poco activa

Agencias
MÉRIDA, Yuc.- Este año de nuevo se pronostica una temporada de huracanes poco intensa en el Atlántico, Mar Caribe y Golfo de México, lo que significa una buena noticia para la Península de Yucatán, que hace por lo menos cinco años no se ve afectada por un ciclón de gran magnitud.

Para la cuenca del Pacífico, donde la temporada ya comenzó desde el pasado 15 de mayo, las proyecciones indican la formación de 19 tormentas con nombre y siete huracanes, cuatro de ellos intensos, con categoría mínima de 3 en la escala Saffir Simpson.

El huracán más fuerte que entró a la Península de Yucatán fue Dean, que dejó afectaciones en la parte sur de Quintana Roo. 

El año pasado, en Yucatán la formación ciclónica más relevante fue la depresión tropical número 9, que dejó inundaciones en Celestún.

Este año se pronostican entre seis y 11 tormentas con nombre en el Atlántico, por lo que la temporada podrá ser más tranquila que el promedio, pero las autoridades dicen que no es motivo para que los residentes de la costa del Atlántico y Golfo de México estén tranquilos, informa la agencia AP.

"Ahora es el momento para prever la temporada. Prepararse antes de que los sucesos malos te caigan encima", dijo el miércoles Kathryn Sullivan, de la Administración Nacional para el Océano y la Atmósfera (NOAA), cuando el grupo comunicó el pronóstico para la temporada de este año, que comienza el 1 de junio y termina el 30 de noviembre.

Aquí hay algunas cosas clave a saber sobre el pronóstico.

¿Cuáles son los números?

Los especialistas en huracanes del centro prevén:

- Entre seis y 11 tormentas con nombre: tormentas tropicales o mayores, con vientos máximos sostenidos de 62 km/h (39 mph) o más.

- Entre tres y seis de éstas se transformarán en huracanes, con vientos máximos sostenidos de por lo menos 118 km/h (74 mph).

- Entre cero y dos serán huracanes de categoría 3 o más, con vientos de por lo menos 177 km/h (111 mph).

¿Qué tan preciso es este pronóstico?

Los meteorólogos le dan a este pronóstico 70% de precisión. Eso significa que reconocen que hay 30% de probabilidades de que los números puedan estar fuera del margen que dieron.

Sin embargo, desde que nuevos modelos climáticos se desarrollaron en 2008, "hemos estado en lo correcto cinco de los seis últimos años", dijo Gerry Bell, científico líder en la oficina de huracán estacional de la NOAA.

Los pronósticos del año pasado, con los números que ocurrieron fueron:

-Se pronosticaron entre ocho y 13 tormentas con nombre; ocho ocurrieron.

-Se pronosticaron entre tres y seis huracanes; seis ocurrieron.

-Se pronosticaron entre uno y dos huracanes mayores; dos ocurrieron.

Aún más importante, dijo Sullivan: Los pronósticos de hacia dónde se dirige una tormenta específica y la probabilidad de que llegue a tierra han sido "certeros en los dos últimos años". Esos pronósticos se hacen conforme la tormenta se mueve sobre el océano.

¿Cómo llegaron los meteorólogos a los números?

Bell dijo que están basados en estos factores, siendo el primero el más importante este año:

- El Niño y La Niña: calentamiento y enfriamiento de una parte del Pacífico central.

- Una oscilación de temperatura mucho más larga, que dura entre 25 y 40 años, en parte del Atlántico Norte, aunado con cambios en el monzón del oeste de África.

- Cambios de temperatura en el Atlántico independientes de factores climáticos.

¿En donde pegarán los huracanes de este año?

Nadie sabe. Los números se basan en patrones climáticos mundiales y no pueden centrarse en algo tan exacto. Una vez que se forma la tormenta, meteorólogos pueden medir sus vientos y otros patrones climáticos para que puedan calcular hacia dónde se dirige.

Sullivan destacó que cuando el huracán Arthur se dirigió hacia la costa este en julio del año pasado, el área evacuada "estaba en un límite muy cerrado" alrededor de Cape Hatteras, Carolina del Norte.

"Hace 10 años, hubiéramos evacuado básicamente toda la costa de Carolina del Norte y posiblemente la costa de Carolina del Sur", dijo.

¿Cuá es el mayor peligro?

"Es el agua la que mata, no el viento, en un huracán", dijo Sullivan.

El Servicio Meteorológico Nacional proporcionará gráficas que indiquen qué áreas están en riesgo de inundación por marejadas ciclónicas; esto es, el agua llevada tierra adentro a causa de los vientos de un huracán o tormenta tropical. No serán advertencias oficiales, pero estarán codificadas por color para ayudar a la gente a valorar qué tan profunda puede estar el agua en sus barrios.

Los mapas, que se proporcionaron por primera vez el año pasado, están siendo ampliados pero aún se consideran prototipos.

¿Cuándo y cómo me preparo?

Funcionarios federales enfatizaron el miércoles que sólo se necesita una tormenta para causar estragos en un área, incluso cuando los pronósticos de la temporada son bajos. Sullivan remarcó que 1992 fue una temporada por debajo del promedio, pero la primera tormenta del año, Andrew, afectó a Florida durante décadas después de tocar tierra.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios