24 de Septiembre de 2018

Yucatán

Proyecto de energía tiene 'el viento en contra'

Expertos sugieren de la costa la ubicación de los aerogeneradores.

Organizaciones piden garantías de que la población de murciélagos no sufrirá daños por el parque eólico. (Milenio Novedades)
Organizaciones piden garantías de que la población de murciélagos no sufrirá daños por el parque eólico. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Proyecto de energía tiene 'el viento en contra'Compartir en Twiiter Proyecto de energía tiene 'el viento en contra'

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Organizaciones civiles, expertos en aves, murciélagos e hidrología en Yucatán y Quintana Roo, así como miembros de la comunidad de Dzilam de Bravo presentaron ayer ante las autoridades ambientales federales, dentro del procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental, sus observaciones del proyecto “Parque Eólico Dzilam Bravo”.

Estos organismos advierten una serie de deficiencias y elementos que ponen en riesgo el valor ambiental de la zona costera, además de posibles impactos negativos sobre la población local por la ubicación propuesta para el parque eólico. 

La Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) presentada por “Eólica del Golfo 1 S.A.P.I. de CV” para su autorización por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), establece que el “Parque Eólico Dzilam Bravo” instalará 36 aerogeneradores en poco más de mil 300 hectáreas de terrenos que serán arrendados. El parque eólico se ubicará a 1.29 km de la costa, al sur del poblado de Dzilam de Bravo

Las afectaciones a los pobladores serían el ruido y falta de agua, además mortandad masiva de miles de aves migratorias

El proyecto operará por 30 años, y cada uno de los 36 aerogeneradores a instalar alcanzarán los 175 metros de altura. 

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), como vocero de las instituciones que participaron en la consulta pública en el procedimiento de evaluación de impacto ambiental señala: “estamos a favor de la promoción de las energías renovables, dentro de las cuales la eólica es de las más rentables para México. Sin embargo, se debe tener responsabilidad en la selección de los sitios, de manera que no ocasionen afectaciones ambientales y sociales que superen los beneficios que pueden aportar”. 

“La costa yucateca es una zona de alta importancia ecológica, gran biodiversidad, e importancia turística, por lo que se sugiere ubicar este tipo de proyectos fuera de los primeros 5-8 km de la costa”, indicó.

Señaló que de no hacerlo, es posible una afectación a los habitantes de Dzilam de Bravo, por el ruido continuo de las aspas del parque, y un impacto al sistema hidrológico costero, lo que podría afectar la disponibilidad de agua. 

Peligro para la fauna
  • Las organizaciones señalan que también existe el riesgo de un impacto sobre la salinidad del humedal que se extiende de Dzilam de Bravo a San Crisanto lo que afectaría la disponibilidad de alimento para los flamencos.
  • Entre otras afectaciones, también señalaron la mortandad masiva de miles de aves migratorias que entran cada año a la costa yucateca, a altitudes entre 50 y 150 metros de altura.

Exigen más información

Al analizar el documento que se sometió a consideración de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), se detectó un déficit en la información que se requiere para realizar un adecuado proceso de evaluación de impacto ambiental, que permita establecer medidas de prevención y mitigación efectivas.

Entre otros, no se presentó el nivel de ruido continuo que causarán los 36 aerogeneradores cuando el parque entre en operación, ni se realizó un estudio serio sobre el impacto del parque en los murciélagos del sitio. 

Tampoco se efectuó el monitoreo de las aves durante el período de migración de otoño. Expertos en energía eólica y fauna sugieren un monitoreo previo de hasta dos años.

No se presentó un estudio geohidrológico detallado que demuestre la presencia o no de impactos de corto y largo plazo sobre el acuífero y sobre los flujos subterráneos.

En otros proyectos eólicos, las cimentaciones de los aerogeneradores han alcanzado los cuatro metros de profundidad, siendo que en el sitio propuesto de Dzilam Bravo el manto freático está entre 1 y 2 metros.

Por ello, solicitaron a la Semarnat que antes de emitir una resolución, se lleve a cabo la reunión pública de información.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios