25 de Septiembre de 2018

Yucatán

Hagamos ruido, hablemos con discapacidad: director de escuela

José Humberto Matos Colonia dijo que todavía hay familias que esconden a sus hijos con capacidades diferentes.

"El maestro es mucho más, se debe formar con literatura, con poesía... uno debe de buscar y estar trabajando para hacer lo mejor, para darles herramientas para que puedan valerse en la vida”, aseguró José Humberto Matos. (César González/SIPSE)
"El maestro es mucho más, se debe formar con literatura, con poesía... uno debe de buscar y estar trabajando para hacer lo mejor, para darles herramientas para que puedan valerse en la vida”, aseguró José Humberto Matos. (César González/SIPSE)
Compartir en Facebook Hagamos ruido, hablemos con discapacidad: director de escuelaCompartir en Twiiter Hagamos ruido, hablemos con discapacidad: director de escuela

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Bajo el lema “Hagamos ruido, hablemos con discapacidad”, el maestro con especialidad en Educación Especial José Humberto Matos Colonia ha promovido los derechos de las personas con discapacidad desde la juventud, convencido de que procurarles una vida digna es parte elemental del deber de las autoridades y la sociedad.  

Con esa base, se ha desarrollado en la docencia. En la actualidad es director del Centro de Atención Múltiple “Luis Braille” que atiende desde bebés de 45 días hasta jóvenes de 23 años, además ha escrito cuentos cuyos protagonistas son niños con discapacidad. 

Los relatos los presentó el año pasado en la Feria Internacional de la Lectura de Guadalajara y en la Feria Internacional de la Lectura Yucatán. También los presentó en un encuentro del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación en Campeche. Toda su carrera y labor la dedica a sus hijos Silvana y José Matos Vales.

El magisterio en la sangre

De familia de maestros, José Humberto creció entre el aula donde se formaba y  los salones de clases a los que acompañaba a sus padres.  Tíos, tías y hasta hermanos se inclinaron por la profesión de las ciencias de la educación, por lo que su tendencia hacia el tema de la enseñanza estaba definida desde etapas tempranas, aunque estuvo entre sus opciones la educación física y la abogacía. Al final del día la educación especial fue su elección para proyecto de vida.

Cuando se graduó, su generación fue de las primeras en enfrentarse a los exámenes de oposición para obtener una base y fue así como obtuvo la suya, pero fuera de Mérida. Aprovechó la oportunidad y trabajó en medio de carencias, que fortalecieron su vocación.

Desde  el 16 de septiembre de 1998 ejerce la docencia como maestro de educación especial; se inició como maestro de grupo en el Centro de Atención Múltiple de Kantunilkín, municipio de Lázaro Cárdenas en el estado de Quintana Roo.  Allí, en un cuarto pequeño con techo de asbesto, compartía el espacio con otros maestros. 

Dijo que desde sus primeros pasos en el magisterio observó que el profesor que elige el trabajo con personas con discapacidad, sigue enfrentando el reto de la valoración por parte de la sociedad y las autoridades, porque son pocas las plazas que se otorgan a pesar de la gran necesidad y cuando los jóvenes trabajan por contrato o en escuelas particulares tienen que lidiar con salarios injustos.

Su labor también la ha llevado a terrenos de la educación superior, como académico en las carreras de educación especial, del Instituto Comercial Bancario y el Instituto “Eloísa Patrón de Rosado”.

“Siempre les dije a mis muchachos que si creían que el trabajo del maestro se limita a las cuatro paredes del salón, que ni entren a mi clase, el maestro es mucho más, se debe formar con literatura, con poesía,..,, uno debe de buscar, y estar trabajando para hacer lo mejor, para darles herramientas para que puedan valerse en la vida. Además, deben pensar que su labor es importante y una gran responsabilidad hacia los alumnos y sus padres, que esperan que des lo mejor para sus hijos”, apuntó.

Maestros, promotores de derechos de personas con discapacidad

Desde hace 10 años recibió su clave de director en diferentes Unidades de Servicios de Apoyo a la Educación Regular (USAER).  Posteriormente fue asignado a la dirección del Centro de Atención Múltiple “Luis Braile”, que actualmente atiende a 82 alumnos.

En el intermedio de su periodo inicial y el último estuvo comisionado por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación Sección 33 como auxiliar de departamentos.

Desde la trinchera de estudiante, posteriormente como maestro y como director, ha impulsado proyectos de difusión de los derechos de personas con discapacidad. Recordó que su tesis universitaria se la entregó al entonces presidente de México Ernesto Zedillo, esto durante un evento sobre el tema de discapacidad al que fue invitado. Aquel documento abordaba la importancia de los derechos humanos de personas con discapacidad.

“Se ha avanzado en la materia, pero falta mucho por hacer para sensibilizar a la sociedad y las autoridades para generar las mejores condiciones para la calidad de vida y una vida con digna, por eso he propuesto la creación de una Dirección Estatal para la Atención de Personas con Discapacidad que sea un órgano rector para trabajar el tema de manera integral”, apuntó.

Para llevar su mensaje de una manera sencilla y clara a todos los públicos, escribió dos cuentos, los cuales, antes de su publicación, lo acompañaron en un peregrinar de 14 años, ante funcionarios, políticos e instituciones hasta lograr que se imprimieran los primeros 500 ejemplares, ahora agotados, y que se distribuyeron de manera gratuita. Actualmente está en la apertura para vincularse con alguna organización que desee aportar a la reimpresión.

Se trata de los cuentos “Tres grandes amigos” y “Juan José”, el primero sobre las aventuras de dos niños con discapacidad visual y su vecino, con quien salen de excursión y prueban que pueden disfrutar de la vida y valerse por sí mismos, y el segundo narra la vida de un niño cuya familia, por desconocimiento, lo sobreprotege y lo tiene en casa, luego junto con sus padres descubren que la escuela es una puerta de posibilidades para aprender y desarrollarse. 

Estos textos son resultado de su experiencia académica y de las historias que conoció en su labor magisterial en las comunidades y en la ciudad, donde aún, en estos tiempos, las familias siguen escondiendo a sus hijos que tienen discapacidad y les impiden formarse. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios