13 de Diciembre de 2017

Yucatán

Conocer de cerca la muerte lo llevó a ser médico... y poeta

El médico apoya a la comunidad como psiquiatra, deportista, catedrático y poeta.

"Nací en Pocboc (Hecelchakán, Campeche) donde comencé a apreciar la naturaleza, la literatura y el arte gracias a mi padre, quien era profesor rural, y así conocí diferentes comunidades”, aseguró el médico César Iván Espadas Sosa. (Milenio Novedades)
"Nací en Pocboc (Hecelchakán, Campeche) donde comencé a apreciar la naturaleza, la literatura y el arte gracias a mi padre, quien era profesor rural, y así conocí diferentes comunidades”, aseguró el médico César Iván Espadas Sosa. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Conocer de cerca la muerte lo llevó a ser médico... y poetaCompartir en Twiiter Conocer de cerca la muerte lo llevó a ser médico... y poeta

Cecilia Ricárdez/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- El médico César Iván Espadas Sosa, con más de 40 años de trayectoria con especialidad en la salud mental, ha construido una carrera amplia en su quehacer y en beneficio a la sociedad, pues desde su labor como psiquiatra, funcionario, deportista, comunicador, catedrático y poeta ha demostrado que una misma persona puede aportar desde diferentes frentes.

Sus orígenes no determinaron su futuro, y desde temprana edad tuvo clara su vocación de médico y desde su infancia comenzó a trazar el camino del cual ha obtenido frutos y satisfacciones, hasta formar parte del libro “Who’s who in the world” (Quién es quién en el mundo) del año 2008, que reúne la labor de personalidades de 200 países por la relevancia de su trayectoria en actividades científicas, artísticas, tecnologías, entre otras materias.

Actualmente es presidente de la Academia Yucateca de Medicina y Cirugía, A. C., y es recipiendario de la Medalla Yucatán que entrega el Gobierno de Yucatán. Además, en su haber cuenta con distinciones y el orgullo de haber formado cuerpos colegiados de profesionales de diferentes áreas. 

Entre sus principales aportaciones destaca ser miembro fundador del Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CREE), del que fue director en dos periodos, jefe de enseñanza y hasta la fecha colabora como psiquiatra de la institución. 

Raíces de su sensibilidad para su vocación

“Aprendí maya para poder tener amigos”, expresa sonriente el doctor al recordar sus orígenes en su natal Pocboc, municipio de Hecelchakán, estado de Campeche, donde aprendió a apreciar la naturaleza, la literatura y el arte gracias a su padre, quien era profesor rural, con quien conoció diferentes comunidades.

Entre piedras, monte, veredas y juegos de niños transcurría su infancia y pronto se revelaría su vocación en medio del dolor de la pérdida de un hermano menor y de unos tíos cercanos. En esta cercanía con la muerte decidió ser un defensor de la vida y convertirse en médico, una motivación que descubrió a cabalidad durante sesiones de psicoanálisis en su etapa de postgrados, pero que impulsó toda su vida en su formación.

Las limitaciones educativas de su contexto no lo fueron para sus aspiraciones y fue así como salió de su comunidad para poder terminar la primaria, la secundaria y en el nivel medio superior sus pasos lo trajeron a Mérida, al Colegio Americano, concluyendo esta etapa en la Preparatoria de la Universidad de Yucatán.

La disciplina adquirida por el deporte y el gusto por la lectura, ambos inculcados por su padre, lo llevó a destacar como alumno e ingresar a la Facultad de Medicina donde se graduó como Médico Cirujano; al año siguiente fue fundador del departamento de Planificación Familiar de la oficina de Higiene y Nutrición del Gobierno del Estado. 

Como parte de la formación tomó un curso intensivo de medicina en inglés ofrecido por la Escuela de Medicina de Miami, Florida, Estados Unidos, con la intención de obtener la certificación para hacer estudios de postgrado en Medicina en dicha nación norteamericana. Fue aceptado por la Escuela de Medicina de la Universidad de Missouri y realizó  la maestría en psiquiatría y conducta humana, fue graduado con honores. Además, aprobó el examen para obtener la licencia para ejercer su profesión en Estados Unidos.

De regreso para aportar 

Con su especialidad como psiquiatra, volvió a Mérida y de inmediato se incorporó a una institución: fue contratado en el Centro de Integración Juvenil para atender problemas de adicciones, iniciando su práctica privada en el Instituto Médico Quirúrgico del Sureste. 

Desde su época de estudiante y, posteriormente, como profesionista desarrolló su carrera desde Yucatán, se introdujo en la función pública como jefe de los Servicios Médicos Municipales del Ayuntamiento de Mérida y luego se integró al Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CREE) para la atención de la discapacidad, del cual es miembro fundador de un modelo de atención integral que evolucionó del trabajo con la discapacidad física, al incluir cómo esta condición también impactaba la salud mental y, posteriormente, el alcance se amplió con programas de integración social, el que se reconocían los derechos de las personas con discapacidad a la educación y al trabajo.

En sus periodos de director en el CREE pasaron de tres unidades básicas a 45 en el interior del Estado. También laboró en una jefatura en el Issste y en el DIF Yucatán.

En este contexto el Gobierno del Estado propone el Congreso del Estado la ley para la integración de personas con discapacidad, el Dr. Espadas hizo dos comparecencias y fue aprobada por el Congreso estatal el 16 de mayo de 1996.

Fue fundador y director de la Escuela de Psicología del Centro de Estudios de la CTM y creó y organizó el departamento de Psicología de la entonces Secretaría de Protección y Vialidad.  Ha destacado como catedrático, conferencista, divulgador de la ciencia y actualmente continúa con sus trabajo como psiquiatra en el CREE.

Además de ser un apasionado de su profesión, es melómano,  deportista y aficionado del béisbol, comparte con su familia el amor a las letras y como muestra de esa sensibilidad libros académicos accesibles al público y poemarios premiados, su incursión en el campo de la literatura comienza desde su adolescencia, continúa en la juventud y la cultura con mayor frecuencia en la adultez.  Padre, esposo y abuelo, conjuga su compromiso con la salud mental y el tiempo de calidad con los seres queridos, porque todos contribuyen a la felicidad en todas sus dimensiones.

Perfil

  • César Iván Espadas Sosa nació el 10 de septiembre de 1945.
  • Casado con  la empresaria Miriam del Carmen Gutiérrez Méndez, orgulloso padre de tres hijos y abuelo amoroso de cuatro nietos.
Trayectoria
  • Actual presidente de la Academia Yucateca de Medicina y Cirugía, A.C. 
  • Libros: “Alborada y penumbra del alma”, “Emociones. Una mirada al ser, la vida y la felicidad”, “Poemonte”  y “Tributo a una vida humanista” (compilación del proceso que siguió para recibir la Medalla Yucatán.
  • Miembro activo de la American Psychiatric Asociation, de la American Society of Clinical Hipnosis y American Geriactric Society.
  • Miembro fundador de la Asociación Psiquiátrica Yucateca.
  • Fue presidente del Colegio de Médicos de Yucatán.
  • Fungió como vicepresidente de la Federación de Colegios Profesionales de Yucatán. 
  • Miembro fundador del Colegio de Psiquiatras, Asociación Cultura y Democracia y del Colegio de Medicina Legal y Forense.
  • Miembro de la Sociedad de Historia y Filosofía de la Medicina de Yucatán. 
  • Reconocimiento por 30 años de servicios prestados en atención a la discapacidad el DIF Nacional.
  • Distinción mundial en la edición especial del libro “Who’s who in the world” (Quién es quién en el mundo) del año 2008.
  • Medalla Yucatán 2009.
  • Primer lugar en el Certamen de Poesía “José Díaz Bolio” 2010 con el poemario “Poemonte”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios