24 de Septiembre de 2018

Yucatán

¿Qué función tenían las haciendas en Yucatán?

La mayoría de estos lugares se dedicaban a producir henequén.

Las haciendas yucatecas se dieron a conocer internacionalmente por los productos de origen mexicano que exportaban a otros países. (Foto: Contexto/Internet).
Las haciendas yucatecas se dieron a conocer internacionalmente por los productos de origen mexicano que exportaban a otros países. (Foto: Contexto/Internet).
Compartir en Facebook ¿Qué función tenían las haciendas en Yucatán?Compartir en Twiiter ¿Qué función tenían las haciendas en Yucatán?

Redacción/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- La zona es pródiga en enormes haciendas de henequén, pequeños palacios que creó la nueva burguesía agrícola que se adueñó del estado de Yucatán. Pasear por sus decadentes paredes es volver a vivir el pasado.

También te puede interesar: Río Lagartos: Naturaleza y tranquilidad al alcance de todos

De acuerdo con la información de Mi Nube, las haciendas eran parte de un sistema económico comenzado por los españoles en el siglo XVI, similar al sistema feudal de Europa. Eran eficientes granjas y centros de manufacturación que producían carne y otros productos para exportación. Al pasar el tiempo las haciendas se convirtieron símbolos de salud económica y cultura, adornadas con arquitectura, muebles y arte de todas partes del mundo.

Interior Hacienda Yaxcopil, Yucatán. (Foto: Contexto/Internet).

Como las plantaciones sureñas de los Estados Unidos, las haciendas reforzaban el sistema de castas, basada en la raza, con los hacendados como amos y los Mayas o indígenas como esclavos.

La mayoría de las haciendas yucatecas en el siglo XIX producían soga de henequén, una planta variedad del cactus de agave, el cual era exportado por la creciente industria de transporte.

Secador solar para la producción del henequén. (Foto: Contexto/Internet).
Las haciendas tenían grandísimos campos de henequén, atendidos por cientos de hombres; la casa principal era usualmente el edificio más grande, donde el hacendado tenía sus habitaciones centrales y donde tenía lugar la mayor parte de la administración.
El procesamiento de henequén se localizaba en la casa de máquinas. Aparte existía una capilla, la casa del mayordomo donde vivía el capataz, y muchos otros edificios más pequeños para almacenamiento y habitaciones centrales. Cada hacienda tiene una casa principal, una casa de máquinas, las casitas humildes de los obreros, la escuela, la enfermería, la tienda, la iglesia, el cementerio, el área de hidráulicas, la prisión y los establos.
Hacienda Yaxcopoil, Yucatán. (Foto: Contexto/Internet).

En los años 40, con la invención de fibras sintéticas, la industria de henequén cayó, y los dueños de las haciendas vieron tiempos duros. Sin el poder económico, se abandonaron las haciendas y se deterioraron, quedando así hasta los principios de los 90, cuando otra vez, muchas fueron restauradas a su gloria original y ahora transformadas en hoteles rurales y restaurantes para grandes celebraciones.

Hacienda Ochil, Yucatán. (Foto: Contexto/Internet).

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios