23 de Junio de 2018

Yucatán

Quedaron poseídos por jugar la ouija en panteón de Dzitás

El caso de los estudiantes posesos todavía causa temor entre los habitantes de la población.

Panteón del municipio de Dzitás, donde jugaron la Ouija los estudiantes. (Jorge Moreno/SIPSE)
Panteón del municipio de Dzitás, donde jugaron la Ouija los estudiantes. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Quedaron poseídos por jugar la ouija en panteón de DzitásCompartir en Twiiter Quedaron poseídos por jugar la ouija en panteón de Dzitás

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Un caso muy peculiar y que estuvo a punto de terminar en tragedia ocurrió hace casi tres años en el cementerio municipal de Dzitás, cuando siete estudiantes de la escuela secundaria de la población decidieron jugar con una Ouija curada (es decir 'activada') y quedaron poseídos.

De hecho, los padres de esos jovencitos jamás imaginaron que en vez de estudiar, escaparían de la escuela y acudirían al panteón para hacer conjuros con ese artefacto, por eso, cuando les informaron y vieron el estado de sus hijos, se estremecieron.

Cuando viajé a esta población me llamó la atención de que todavía hay mucho temor entre sus habitantes, incluso, varios de ellos negaron que ahí hubiese ocurrido algo, pero era más que evidente lo que había acontecido.

Incluso, el párroco de Dzitás pidió en una misa dominical a los feligreses rezar por esos jovencitos y aunque no dio muchos detalles, hizo que se dispararan más los comentarios al respecto.

Los rumores salieron del poblado y en varios municipios cercanos fue el tema de conversación y como siempre, no faltaron las exageraciones.

En el lugar de los hechos

En esos días acudí a Dzitás en busca de datos concretos (ya que en muchas ocasiones solo se trata de chismes y exageraciones), visité el sitio donde ocurrió todo, el panteón “Jardines de Paz”, donde dos testigos me explicaron a detalle lo que habían hecho sus compañeros: al parecer, la ouija estaba 'curada', es decir, estaba trabajada por un brujo para poder contactar con los espíritus y por ese motivo ocurrieron cosas que espantaron a estos estudiantes.

Por si fuera poco, también jugaron con las “monedas de la adivinación” (un ritual demoniaco) y a partir de ese momento ya no pudieron regresar a la escuela hasta semanas después, pues su condicion física y psicológica no se los permitieron.

Las autoridades escolares me confirmaron la ausencia en las aulas de esos estudiantes después del 'incidente', en tanto que la secretaria del párroco de Dzitás también aseguró que el incidente fue real y que incluso conocía a una de las jóvenes (al parecer fueron cuatro varones y tres señoritas) y que los habían llevado a la iglesia de Cristo Rey en Mérida para que les hicieran una liberación.

Entrevisté a compañeros de clases de las víctimas, así como a familiares de algunos de ellos, quienes prefirieron guardar el anonimato pero que confesaron que todo fue real y estaban muy asustados.

Por su parte, los policías del municipio, así como otras autoridades del Ayuntamiento prefirieron quedarse callados, alegando que no era un asunto que les incumbiera, ya que no les solicitaron apoyo de ningún tipo, con excepción de un traslado en vehículo oficial.

Una de las víctimas tardó más que sus compañeros en reponerse, comentan que fue la dueña de la Ouija, la cual tenía indicios de magia negra, sin embargo con el paso del tiempo nos enteramos que todos se recuperaron a final de cuentas, pero estamos seguros de que la experiencia no la olvidarán jamás.

Por otra parte, el próximo sábado 27 de abril la gira paranormal estará en el municipio de Mocochá, con casos completamente nuevos. Serán dos funciones (7:30 y 9:30 de la noche). Los boletos ya están a la venta en las oficinas de la Sejuve con Manuel Chuc, ahí presentaremos parte del Museo Paranormal.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios