21 de Septiembre de 2018

Yucatán

Conviven futuros sacerdotes con la gente

En la tradicional verbena, los seminaristas compartieron el pan y la sal con grupos apostólicos.

Aunque el fin de la tradicional verbena anual del Seminario Conciliar de San Ildefonso de Yucatán no es la recaudación de fondos, se aprovecha el espacio para la venta de libros religiosos, entre otras actividades. (César González/SIPSE)
Aunque el fin de la tradicional verbena anual del Seminario Conciliar de San Ildefonso de Yucatán no es la recaudación de fondos, se aprovecha el espacio para la venta de libros religiosos, entre otras actividades. (César González/SIPSE)
Compartir en Facebook Conviven futuros sacerdotes con la genteCompartir en Twiiter Conviven futuros sacerdotes con la gente

Joel González/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Más de tres mil personas entre invitados, grupos apostólicos de jóvenes y adultos, familiares y religiosos asistieron a la tradicional verbena que organiza cada año el Seminario Mayor San Ildefonso con el objeto de propiciar la convivencia de los futuros sacerdotes con la comunidad.

El evento, en la sede de la colonia Itzimná, contó con la participación de 45 grupos de laicos que instalaron puestos para la venta de antojitos, bebidas y postres, además de esparcimiento infantil con mesas de juegos y pinta caritas.

Como parte del evento se presentó una expo vocacional que incluyó la venta de libros y se organizaron visitas guiadas en las instalaciones del recinto para que los visitantes se familiaricen con las instalaciones.

Entrevistado al respecto, el presbítero Antonio Escalante Pantoja, vicerrector del Seminario, recordó que el evento se realiza desde 2001, con la idea de tener un espacio de encuentro de seminaristas con  grupos apostólicos, para estrechar la relación.

El encuentro permite a la gente saber que los muchachos que estudian ahí son como cualquier otro, que provienen de las familias, de los propios hogares y que quieren discernir a cerca de si Dios los está invitando a seguir ese camino; por lo que es necesario que pasen por una formación integral e integradora de su vida en la que con ayuda de sus formadores si el sacerdocio es su futuro.

Explicó el presbítero que la fiesta no es una kermés ya que el motivo no es la recaudación; sin embargo, los grupos donan parte de las ganancias de lo que venden para beneficio de los muchachos seminaristas; algunas veces se crea con ello becas que sostienen la dinámica de vida en el seminario, sin ser una entrada significativa.
“Qué bueno que hay una recaudación pero lo realmente importante es la convivencia”.

El dato
  • El Seminario tiene 250 años de existencia.
  • Unas 200 personas organizaron el evento.
  • El convivió empezó a las 18:00 y estaba programado que terminara a las 23:00 horas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios