19 de Octubre de 2018

Yucatán

Desde redes criminales capturan a yucatecos

Personas mayores de 35 años, no familiarizadas con las tecnologías de la comunicación, son las principales víctimas de la delincuencia.

Los migrantes digitales, es decir, personas que suelen tener más de 35 años, son víctimas frecuentes de delincuentes del ciberespacio. (SIPSE)
Los migrantes digitales, es decir, personas que suelen tener más de 35 años, son víctimas frecuentes de delincuentes del ciberespacio. (SIPSE)
Compartir en Facebook Desde redes criminales capturan a yucatecos Compartir en Twiiter Desde redes criminales capturan a yucatecos

Cecilia Ricárdez/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Al cierre de año, cuando se dinamiza la economía de las familias con el pago de aguinaldos y fondos de ahorro, los delitos cibernéticos se incrementan atacando sobre todo a los llamados “migrantes digitales” (personas mayores de 35 años) que no están familiarizados con las tecnologías de la comunicación, advirtió el titular de la Unidad Especializada en Delitos Cometidos en Medios Electrónicos y Cibernéticos, Pedro Rodríguez.

Estafas vía mensajes de texto con supuestos premios o beneficios de una compañía telefónica, correos electrónicos con la solicitud de adecuaciones en los datos de cuentas bancarias, ofertas de atractivos empleos y boletos de conciertos que se ofrecen en fraudulentas promociones son los cuatro delitos digitales principales que se cometen en Yucatán, reveló la Policía Cibernética de la Fiscalía General del Estado.

El experto Pedro Rodríguez analizó que los delincuentes se aprovechan de la “mala memoria” de la población, ya que al paso del tiempo los usuarios se relajan en sus medidas preventivas y es cuando resurgen las estafas. Ocho de cada 10 reportes por timo en internet o telefónico son de personas que no dominan los procesos tecnológicos, es decir, gente mayor de 35 años, precisó.

Por si fuera poco, los timadores actualizan sus métodos y usan recursos de vanguardia para hacer sus montajes logrando que el usuario incauto realice procesos que aparentan ser legales.

Por ejemplo, los delincuentes usan líneas telefónicas con operadoras que se expresan igual que las que atienden en los bancos y arman páginas de internet con las mismas características que las originales.

En temporadas en las que circula mucho dinero, como la decembrina, los delincuentes envían miles de mensajes desde distintos lugares del país para comenzar su “cacería” de incautos.

En Yucatán, desde hace seis meses incrementó el número de actividades atípicas en las operaciones que realizan los usuarios. A la semana se registran entre ocho y 10 reportes de mensajes de texto y mails con promociones fraudulentas. 

Otros tipos de “ganchos” son los boletos para conciertos que se obsequian sin motivo aparente, tan sólo en el segundo semestre del año se registraron 40 casos, y en dos meses se contabilizaron 30 llamadas de reportes por ofertas de trabajo falsas.

No es todo, a través de la página de Facebook de la FGE se reciben cinco mensajes y tres correos diarios solicitando asesoría o dando cuenta de sitios apócrifos.

Pocos avances

Según datos de la Unidad Especializada en Delitos Cometidos en Medios Electrónicos y Cibernéticos este año más de 150 reportes avanzaron a denuncias, pero sólo el 10 por ciento cayó en el engaño realizando depósitos desde recargas a tarjetas telefónicas hasta el depósito de miles de pesos. En cuanto a ventas fraudulentas por internet, la Policía registró que las víctimas han depositado hasta 40 mil pesos.

El modus operandi, por lo regular, es realizar estafas desde entidades lejanas: Jalisco, Nuevo León, Distrito Federal, Tamaulipas y Querétaro son los principales lugares desde donde se efectúan llamadas y mensajes fraudulentos contra los yucatecos, según la Policía Cibernética.

Lo anterior se debe a que es más difícil rastrearlos o procesarlos, ya que la gente tiene que ratificar sus denuncias en el lugar de origen del delincuente.

Para evitar ser víctima de este tipo de delincuencia, Pedro Rodríguez aconsejó usar el sentido común, no creer que sin razón aparente una empresa o un banco les quieren regalar algo y tomar todas las precauciones posibles antes de depositar dinero o entregar datos de cuentas bancarias. 

Mensajes fraudulentos

En abril de este año, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) emitió una alerta por un e-mail falso supuestamente enviado por Banamex.

En un comunicado, la institución indicó que en los primeros cuatro meses se emitieron dos alertas a los clientes de Scotiabank y BBVA-Bancomer.

Mientras que en 2013 se manejaron cinco alertas por correos apócrifos de diversas instituciones, entre ellas: BBVA-Bancomer, Santander y Buró de Crédito, ante el incremento en la incidencia de software malicioso.

De acuerdo con datos de la División Científica de la Policía Federal, las prácticas que más se reportan son de tipo económico, como el fraude y la extorsión, y según información de la Procuraduría General de la República, en 2013 los ciberdelitos en México representaron pérdidas por tres mil millones de dólares.
Cecilia Ricárdez/Mérida

¿Cómo operan los delincuentes?

  • Expresan la “buena noticia” y piden la colaboración del usuario de la línea para comenzar el proceso para reclamar el premio. 
  • Como primer paso solicitan el envío de tiempo aire, si tienen éxito con esa pretensión, procederán a pedir un depósito bancario, que irán incrementando proporcionalmente al premio que ofrecen.
  • Luego les indican que serán notificados cuando se les entregue el regalo y nunca se efectúa.
  • Los mensajes se envían a miles de personas para aumentar sus posibilidades para que alguien caiga.
  • Se envían miles de correos electrónicos con el mismo mensaje y generalmente tienden a coincidir con alguien que realmente presenta un problema con su cuenta. Por ejemplo, infieren complicaciones con el token de seguridad o móvil.
  • En el falso correo electrónico se informa que la tarjeta del usuario fue desactivada, debido a que la última transacción realizada en cajero automático no finalizó de manera correcta.
  • Llevan a los usuarios a un sitio falso, solicitan los datos personales del cliente de servicios financieros, tales como nombre, domicilio, contraseñas, número de identificación personal (NIP), número de cuenta bancaria, así como de tarjetas de crédito y débito, para posteriormente cometer fraude.
  • En algunos casos les piden un teléfono para marcarles, y a través de una falsa operadora conocedora de todos los protocolos para llevar una llamada de esta naturaleza, engaña al cliente hasta lograr que éste realice los movimientos que necesitan para acceder a sus cuentas.
  • En ese proceso incluso los conducen a hacer transacciones y movimientos, al grado que el usuario termina “autorrobándose”, porque sin saberlo ayuda al delincuente a que cumpla con su cometido sin hacerlo físicamente.

Obtención de correos y ofrecimientos a víctimas

  • Los delincuentes obtienen los correos electrónicos en páginas de búsqueda de empleo.
  • Con esta base de datos, envían masivamente mensajes en los que anuncian a los usuarios que fueron seleccionados para trabajar en un puesto importante en una empresa nacional o internacional.
  • Ofrecen desde jefaturas, gerencias, hasta direcciones regionales, con sueldos casi imposibles de rechazar.
  • Al ser contactados por el personal “seleccionado” solicitan dinero para comenzar su supuesto proceso de reclutamiento.
  • Por ejemplo, les envían una cuenta para depositar a un hospital local, para que se les haga un análisis y verificar que cuenta con las condiciones físicas y la salud para tener el puesto. Para este fin les piden de 800 a dos mil pesos y hasta les envían un recibo de pago.
  • En todos los casos la orden para los análisis son falsos y cuando llegan al hospital con su recibo de pago les indican que nunca se realizó el depósito y el comprobante es apócrifo.
  • Otra forma de sacarle dinero a las personas es pidiéndole de tres a cinco mil pesos para hacer los trámites para que lo capaciten en otro Estado e incluso en otro país, para que “esté preparado para el puesto”, solicitando el depósito y enviando todo tipo de documentación que ampara dicho trámite.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios