18 de Diciembre de 2018

Yucatán

Regala Chemax una aventura subterránea

El centro de esparcimiento posee un sentido de sustentabilidad y protección al medio ambiente con un concepto ecoturístico.

El cenote encuentra a 17 metros de profundidad desde el nivel del piso. (SIPSE)
El cenote encuentra a 17 metros de profundidad desde el nivel del piso. (SIPSE)
Compartir en Facebook Regala Chemax una aventura subterráneaCompartir en Twiiter Regala Chemax una aventura subterránea

Jaime Tetzpa/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- El cuerpo de agua del Cenote Maya Park se encuentra a 17 metros de profundidad desde el nivel del piso y para bajar hay dos opciones: a rappel o descenso por escalera de madera, que permite llegar a las plataformas para lanzarse al agua y nadar en una alberca natural, iluminada por los rayos del sol que se deslizan por las gigantescas raíces de los árboles, cuyas copas asoman al exterior.

Localizado en el municipio de Chemax, a sólo veinte minutos de Valladolid por la carretera que comunica a las comunidades de Uspibil y Chacmil, en un terreno de 10 hectáreas, este parque ecológico se suma a la diversidad de opciones para locales y extranjeros, nacionales y extranjeros.

Con un sentido de sustentabilidad y protección al medio ambiente, un grupo de empresarios mexicanos, encabezado por Carlos Marín Morales, director y fundador del parque ecoturístico, desarrolló este concepto que, al cumplir dos años de operaciones ha logrado captar la atención de 70 mil turistas procedentes de diversas partes del mundo.  

Además de generar 50 empleos directos, representa muchos beneficios económicos para los habitantes mayas de las comunidades aledañas, quienes se encargan de múltiples tareas que van desde supervisar las áreas de esparcimiento hasta la cocina, que prepara un bufete para atender hasta 800 personas.   

El Cenote Maya Park es considerado el más grande de la región por su diámetro de 65 metros y altura de 27 metros

El visitante podrá disfrutar del Buffet Maya que incluye diferentes platillos yucatecos como sopa de lima, tamales de chaya y queso, pollo pibil y en escabeche, frijoles, arroz con verdura, mole, tortillas hechas a mano, fruta, plátanos fritos, aguas de sabores y café.

En cuestión de bebidas, los chefs locales, habitantes de esa región de la Península yucateca inventaron la Mayarita, que es algo así como la margarita, pero a diferencia de la popular bebida, esta última contiene chile habanero, tequila, miel de la región, hielo y el toque secreto del barman.    

También incluye un área de venta de artesanías, en donde los habitantes de las comunidades realizan sus productos y los venden al turista sin intermediarios.   

El Cenote Maya Park es considerado el más grande de la región por su diámetro de 65 metros y altura de 27 metros: 10 metros de profundidad y 17 hacia el exterior, según constató Gustavo Vela, reconocido espeleólogo.   

Para llegar a la entrada del cenote se debe caminar por los senderos del parque, donde se podrá admirar la flora de la región, así como una réplica de la grandiosa pirámide de Chichén-Itzá, en la que sacerdotes mayas realizan ceremonias, tal como lo hacían sus ancestros.   

El lugar no es recomendable para personas con alguna discapacidad o sobrepeso mayor a los 120 kilógramos, ya que el acceso representa una gran aventura, pero por tratarse de un sitio cien por ciento natural, enclavado en la selva y la gruta formada por millones de años, no cuenta con rampas o accesorios que lo hagan fácil para quienes tienen alguna limitación.

Precios:

  • Precio especial para yucatecos y quintanarroenses: 250 pesos.
  • Turismo nacional y extranjero el costo para estos visitantes es de 390 y 500 pesos.
  • Incluye todos los servicios, alimentos y bebidas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios