16 de Octubre de 2018

Yucatán

Hace más cómoda la tecnología

Empresa innovadora crea producto para usar una laptop en las piernas con el mayor confort y puffs con gran variedad de modelos.

Ricardo González Alpuche comenzó su negocio hace cuatro años. (Milenio Novedades)
Ricardo González Alpuche comenzó su negocio hace cuatro años. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Hace más cómoda la tecnologíaCompartir en Twiiter Hace más cómoda la tecnología

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- La predilección del humano por la comodidad fue el área de oportunidad que encontró Ricardo González Alpuche, estudiante de la carrera en Comercio Internacional de la Facultad de Economía, para fundar su negocio de fabricación de muebles y artículos con materiales maleables que explotan el confort.

Bajo esa visión creó “Puff qué cómodo”, compañía cuyo punto de venta comenzó físico y ahora es virtual, con vías de convertirse en una plataforma en la que los usuarios podrán personalizar “en línea” el producto que necesitan. 

Actualmente comparte su tiempo con sus estudios, con su tarea de asesor financiero en una importante organización de sociedades de inversión y atiende además su empresa; no obstante tiene planes de diversificar su ejercicio profesional con otros tipos de negocio.

¿Por qué hacer un negocio de este giro?

La dinámica actual nos pide estar más en contacto con la tecnología, por lo que es común que la gente trabaje o esté conectada en internet en sus muebles o en su cama, por eso desarrollé “mi mesa”; fue el primer producto, luego vinieron los muebles; esta propuesta se trata de una base de madera que a su vez está sobre una especie de almohada para escribir con la computadora portátil apoyada en las piernas, sin que sea un riesgo por el calor que emite el equipo.

La filosofía de la empresa es que todo debe ser cómodo.

Con esta idea y con los medios necesarios, la experiencia de haber trabajado en una mueblería y en la venta de máquinas de coser, me lancé al mercado.

¿Cómo fueron los primeros pasos?

Comencé hace cuatro años, durante la escuela, en la transición de mi cambio de la Facultad de Contaduría y Administración a la Facultad de Economía, fue entonces que por iniciativa propia arranqué el negocio y en el proceso me asesoraron en la FCA para vender y emprender. 

Actualmente comercializamos muebles de diferentes tipos, estilo minimalista y personalizado.

¿Cómo obtuviste el capital para empezar?

Como no tuve muchos gastos de operación por el apoyo que recibí de mi familia, para el local y otros elementos, pude empezar rápidamente y luego gané un recurso de 22 mil pesos en el programa Emprender, que convoca la Secretaría de la Juventud. Con esto le di un impulso a la empresa, compré una computadora, materia prima, artículos de publicidad, en fin lo necesario para sentar las bases.

¿Cuál consideras que es tu ventaja competitiva?

Soy el único en Mérida que da este tipo de servicio, la fabricación, venta y reparación de esta modalidad de muebles, todo bajo un servicio práctico, fácil y personalizado. Es un producto para el cliente esté satisfecho y cómodo.

El proyecto de “mi mesa” ha obtenido gran aceptación, incluso hay grandes empresas de telefonía móvil que lo han comprado para hacer promoción de su marca.

Además el tema de los muebles puffs fue una moda hace años pero se perdió, porque no se innovó y fue muriendo y ahí encontré un área de oportunidad, porque ofrezco más variedad modelos y además ofrecemos mantenimiento.

¿Quién diseña? 

Yo desarrollo los diseños, me enriquezco de la lectura, las tendencias en internet, observo los nuevos diseños, he viajado mucho, me fijo y aprendo algo nuevo para aplicar a mi empresa.

En Atlanta vi buenas ideas y cuando estudié en China, me ayudó a abrir el panorama, de hecho al regresar me nació la idea de hacer el negocio.

¿Cómo pasaste de tienda física a vender a través de internet?

Debido al área de oportunidad que encuentro en el e–bussines (negocios por internet) a pesar de que en México está creciendo lentamente, hay muchas compañías importante que ya hicieron camino en esa materia, y aquí no lo hemos aprovechado, y queremos que la gente confíe en la venta por internet y a quienes venden les pido que tengan buenas prácticas para que no impacten en la percepción del mercado.

Por eso optamos por migrar a internet, y por catálogo vendemos, entregamos en el local donde empezamos o lo llevamos a domicilio sin costo de entrega, ni consumo mínimo. Confiamos en la gente y la ciudad que es tranquila.

¿El factor joven cómo influyó en el proceso de emprendimiento?

Ha sido fácil, no tengo problema para hablar y al tener lo necesario para hacer lo que se requiere no fue difícil, además nuestro producto es juvenil así que me identifican y es fácil venderlo.

¿Cuáles son los planes a futuro de la empresa?

Consolidar una plataforma electrónica, para que la gente pueda generar su producto, eligiendo en línea tela, textura, forma, personalizarlo hasta con nombre y tipo de producto, para ordenar el artículo y comprarlo en línea, en un modelo de pedidos práctico.

Con la plataforma, me iría al mercado nacional, no veo competencia en calidad. Actualmente, hago la venta a través de nuestra página de Facebook atendiendo pedidos y por pagos a través de depósitos bancarios.

¿Cómo proteges tu trabajo?

Con el valor agregado en el servicio, porque al tener calidad perciben a la empresa como una compañía que deja satisfecho a los clientes porque vende productos y además da mantenimiento a los mismos.

¿Cuáles consideras que son las lecciones más importantes que has aprendido desde que fundaste tus negocios?

Que hay que elegir muy bien a los proveedores porque de eso dependerá la calidad de los productos y que deje satisfecho a los clientes.

Aprendí que la logística es crucial, muchos pueden pensar que no, pero por experiencia puedo decir que no es solo cuestión de poner un negocio y esperar ganancias, porque a veces existen costos generados innecesariamente por no estar consciente de la logística, y se pierde tiempo y dinero en ir al banco, pagar servicios cuando eso lo pueden hacer por internet a través de una computadora y el celular. Con operaciones virtuales se ahorran mucho.

¿Qué consejo puedes compartir?

Sean ordenados, organizados, faciliten todo a sí mismos y a sus clientes, tengan todo al día.  Muchos les tienen miedo a las deudas, no son malas, si todo está en orden, además hay que ser selectivo en el tipo de financiamiento que van a obtener. No hay que tener miedo a emprender.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios