16 de Octubre de 2018

Yucatán

Roba y vende como 'chocolomo' 9 toros de casta

Acusan a veterinario de apoderarse de los bureles de lidia, aprovechando la confianza del dueño del ganado.

El dueño de los toros sacó la casta y le programó un encierro a Jesús Manuel Poot Miam. (Cortesía)
El dueño de los toros sacó la casta y le programó un encierro a Jesús Manuel Poot Miam. (Cortesía)
Compartir en Facebook Roba y vende como 'chocolomo' 9 toros de castaCompartir en Twiiter Roba y vende como 'chocolomo' 9 toros de casta

Francisco Puerto/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- El veterinario Jesús Manuel Poot Miam (a) Jesús Manuel Castillo Miam, le hizo chocolomo y perdedizos 9 toros de lidia a un ganadero al que convenció que lo dejara atender sus animales, mas nunca venderlos y hacerse del dinero.

Por tal motivo, se emitió en su contra una orden de aprehensión que otorgó el Juez Sexto Penal por el delito robo de ganado mayor que denunció Rogelio Chan Ek.

El agraviado dijo que se dedica a la compraventa de ganado bovino y a la renta de éste para eventos taurinos, por lo que frecuenta a personas que conocen de este tipo de animales.

A principios de 2010 conoció a un veterinario de nombre “Jesús Manuel Castillo Miam”, quien le ofreció sus servicios para vacunar a su ganado, por lo que fue contratado y se ganó la confianza del contratante.

Como seguimiento, el veterinario acudía constantemente a observar y pesar al ganado para saber cuál ya estaba listo para su venta, logrando también la confianza de los empleados del rancho, de forma que en marzo de ese mismo año el dueño del lugar le dijo que tenía nueve cabezas de ganado de casta, con un peso de 500 kilos cada una.

El ahora detenido se ofreció para buscar los compradores adecuados, obteniendo una negativa por parte del propietario, quien le dijo que ya había hecho trato con un conocido que le pagaba buen precio.

Días después, el dueño de las reses viajó a Mérida y a su regreso a Kanasín se enteró que el referido Jesús Manuel aprovechó su ausencia para llegar en una camioneta con remolque, la cual le dijeron que era prestada, y apoderarse de los nueve toros de lidia, que trasladó hasta un rancho denominado “La Martina”, ubicado en la hacienda Teya.

De ellos, vendió siete a diversas personas y los últimos dos a un sujeto que los sacrificó para vender la carne.

Se averiguó que cada pieza de ganado fue vendida en 12 mil pesos.

Al verse descubierto, el inculpado respondió que ya había vendido los bureles (a precios muy inferiores) y que entregaría el dinero apenas le pagaran, situación que nunca ocurrió.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios