18 de Julio de 2018

Yucatán

Comercios de Progreso denuncian 'robos hormiga'

Tianguistas y artesanos aseguran que las autoridades defienden a los extranjeros 'para que no se lleven una mala impresión'.

Tianguistas y artesanos denuncian que las pérdidas económicas por robos cometidos por turistas extranjeros son de más de 500 pesos por semana, en promedio. (Gerardo Keb/SIPSE)
Tianguistas y artesanos denuncian que las pérdidas económicas por robos cometidos por turistas extranjeros son de más de 500 pesos por semana, en promedio. (Gerardo Keb/SIPSE)
Compartir en Facebook Comercios de Progreso denuncian 'robos hormiga'Compartir en Twiiter Comercios de Progreso denuncian 'robos hormiga'

Gerardo Keb/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- 'Robos hormiga' a tianguistas y artesanos de los locales turísticos de Progreso, cometidos por extranjeros, genera pérdidas a los vendedores de entre 500 y mil 500 pesos a la semana, en promedio, lo que afecta directamente la economía de sus hogares. 

La llegada de turistas al puerto representa una serie de beneficios para el municipio, lo que genera derrama económica y creación de nuevas fuentes de empleo, sin embargo, de acuerdo con los artesanos y tianguistas ubicados en los mercados turísticos de esta comunidad, los extranjeros visitantes en muchas ocasiones ante la gran cantidad de gente aprovechan para realizar pequeños robos de recuerdos ofrecidos en el lugar. 

Esta situación, denominada “robo hormiga” se da con mucha frecuencia, lo que genera pérdidas a los venteros por arriba de los 500 pesos semanales.

Durante la visita de los tres cruceros habituales, en diversas ocasiones turistas han sido sorprendidos mientras intentaban cometer algún hurto, pero al ser acusados niegan totalmente la situación, y son rápidamente defendidos incluso por las autoridades, quienes, con el objetivo de que estos no se lleven una mala impresión del lugar, los dejan libres para que continúen paseando.

Ante estos problemas los afectados comentan que han tenido que tomar medidas de seguridad, para evitar los robos tales como prohibir tocar los objetos o reforzar su vigilancia mientras los turistas pasan frente a sus puestos, lo cual no siempre es bien recibido por los vacacionistas, que terminan en muchos casos por alejarse sin comprar nada.

Lo anterior deja a los venteros en un predicamento pues deben decir entre apostar a las ventas como antes, a pesar de los robos, o cuidar con más celo sus productos, sacrificando algunas ventas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios