19 de Septiembre de 2018

Yucatán

La vida, regalo de Dios que debemos valorar

El Dr. Gaspar Baquedano, precursor del programa altruista, afirma que el suicidio no es una enfermedad mental, sino un estado emocional.

Maryliz Escalante, Alis García y el Dr. Gaspar Baquedano, durante la transmisión del programa. (Jorge Acosta/ Milenio Novedades)
Maryliz Escalante, Alis García y el Dr. Gaspar Baquedano, durante la transmisión del programa. (Jorge Acosta/ Milenio Novedades)
Compartir en Facebook La vida, regalo de Dios que debemos valorarCompartir en Twiiter La vida, regalo de Dios que debemos valorar

William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA.- Todos tenemos la oportunidad de ayudar, escuchando, no presionando, ofreciendo respeto absoluto y esperanza aquella persona que manifieste inquietudes hacia el suicidio, el cual es una crisis que creamos en base a la desesperanza, expresó el Dr. Gaspar Baquedano durante el programa Salvemos una Vida, del cual es uno de los fundadores.

En el programa que se transmite todos los viernes de 11:00 a 12:00 horas, en AMOR 100.1 de Grupo Sipse, se recordó que hace 23 años, cuando hablar de suicidio era un tabú, el Dr. Baquedano convocó, junto con el Dr. Guillermo Alonso, a la sociedad a hacer algo por este problema, recibiendo rápida respuesta de varias personas, entre ella Alis García, quien fundó así Salvemos una Vida.

Desde un principio, recordó, Alis García mostró ese gran interés por la vida, con una respuesta fantástica, y ahora “podemos decir que este es el único programa en todo el país que tiene esa característica ciudadana”.

Alis, quien estuvo acompañada de la conductora Maryliz Escalante, agradeció que le hayan dejado esa responsabilidad, sobre todo “porque vale la pena disfrutar ese regalo que Dios nos da, y que es la vida”.

“Todos tenemos la capacidad y obligación de salvar una vida”, enfatizó el profesional de la salud.
Hoy en día, mencionó la fundadora de este programa, hay muchos mitos en torno al suicidio, uno de ellos es que las personas que hablan de ello es solo para chantajear. Al respecto, el doctor Baquedano dijo que hay que estar pendientes de todas las señales de alerta, a cualquier referencia en torno al suicidio.

“Mi primera recomendación es escuchar, no presionar, respeto absoluto, es decir, si la persona tiene una religión diferente a la nuestra, una preferencia sexual diferente, o política, este no es el momento de convencerla de nada. El siguiente punto es ofrecerle esperanza. Esto todos lo podemos hacer, no necesitamos un diploma o algo para salvar una vida. La tarea es comunitaria y por eso Salvemos una Vida y otro programa ECO (Escuela de Consciencia) están abiertos a capacitar a las personas de manera breve”, señaló.

Los teléfonos de Salvemos una Vida son: 945-37-77 y 075, y atienden las 24 horas del día todo el año.

Una vez que la persona ya se abrió, expresó sus inquietudes, el siguiente paso sería buscar ayuda profesional, o acudir a sitios capacitados como Salvemos una Vida y ECO, y no dejarse engañar acudiendo con charlatanes.

“No todas las personas hablan de que se quieren matar, pero sí dan señales. Por ejemplo, en el caso de los adolescentes, observamos que comienzan a cambiar, hablan de manera pesimista, de la muerte, dejan la escuela, el trabajo, se la pasan escribiendo, y al acercarnos, no enseñan lo que escriben. Si son niños, regalan sus juguetes favoritos”, indicó.

Qué hacer ante esto, acercarse, como ya se mencionó, darle atención, hablarle sin recriminar o acusar, al contrario, y nunca hablarles de la palabra suicidio.

Alis García comentó que en torno al suicidio se han creado sectas, grupos que dicen que quieren ayudar, pero solo lo hacen para cobrar dinero, los acaparan, no los dejan salir, incluso mencionó que se acaban de enterar de unos coreanos que para atraer (a la gente), aseguran estar contra el suicidio, pero luego ya dentro no los dejan salir.

El Dr. Baquedano expresó que una persona desesperada es fácil que sea víctima de esto, por ello recomendó a Salvemos una Vida y ECO, ambos sin fines de lucro, de voluntariados profesionales.

“El suicidio es una manifestación de la sociedad, es la desesperanza en carne viva, y surge de la desesperación, frustración de no alcanzar algo que nos imponen, como si no adquieres tal cosa no vas a ser feliz”, indicó.

 “Hay que escuchar y ofrecer esperanza a quien pase por momentos difíciles”

“La verdadera felicidad es disfrutar lo que hacemos, no lo que compramos. Eso puede darnos un gusto, pero pasajero”, comentó, por su lado Alis.

El profesional señaló que nosotros hemos construido una sociedad, así y está en nosotros resolverlo con mensajes de vida, esperanza, lo cual es precisamente el espíritu de Salvemos una Vida.

También abundó que esta sociedad es frustrante en lo material y sentimental, pues se basan en valores de consumismo o de falta de felicidad, y al caerse ese muro que estamos construyendo alrededor de esto, vienen las ideas de la autoagresión ante la imposibilidad de no lograr esos objetivos.

El Dr. Baquedano dijo que es importante que tanto en las escuelas como en el hogar dejar que todos expresen lo que sientan, no reprimir, y a la vez buscando modificar lo que se esté haciendo indebidamente o mal. “El suicidio nosotros lo creamos al ser una crisis. Cuando sentimos que todo se nos cayó encima al no conseguir lo que creíamos que con eso seríamos felices, o con pensamientos de que si no tengo, no soy. Ante estas frustraciones recurrimos a los medicamentos”, comentó.

“Cabe aclarar que muchas veces se requiere de medicamentos especializados, pero no por el suicidio, pues no es una enfermedad mental, es un estado emocional. Uno puede estar deprimido, con ansiedad, y equivocadamente creemos que hay una píldora maravillosa cuando no es así. De hecho, las empresas farmacéuticas se aprovechan”, manifestó.

Aclaró que esta postura no es estar contra los medicamentos, sino que no en todos los casos se requieren, y advirtió, sobre todo, tener cuidado con la automedicación.

Ante esta situación, insistió en que por ello es importante acudir a lugares con programas serios, que ofrecen soluciones, llamando, por ejemplo, a Salvemos una Vida o a ECO, al cual pueden encontrar en Facebook como Escuela de Consciencia, que ofrece actividades gratuitas. El teléfono es el 9991-10-19-17. El Dr. Gaspar Baquedano manifestó que debemos sensibilizar, vivir la vida al máximo y despertar la consciencia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios