17 de Diciembre de 2017

Yucatán

Salvemos una vida: Cultivan el alma con semillas de alegría y gozo

Señala especialista que cada conciencia debe descubrir y cuestionarse en dónde está cimentado su corazón

Intuición y el diálogo interno. (SIPSE)
Intuición y el diálogo interno. (SIPSE)
Compartir en Facebook Salvemos una vida: Cultivan el alma con semillas de alegría y gozo Compartir en Twiiter Salvemos una vida: Cultivan el alma con semillas de alegría y gozo

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Los cambios y sucesos cotidianos que vivimos, así como la falta de conciencia sobre cómo generar una unión con los demás y consigo mismo fueron los temas abordados por la especialista en tanatología Alejandra Jiménez Virgen, quien platicó con el auditorio del programa radiofónico Salvemos Una Vida sobre la importancia del alma.

Bajo la conducción de Alis García y Esperanza Nieto, durante la emisión de ayer, transmitida por el 100.1 de Amor, la invitada indicó que todos tienen alma, cuyo primer elemento es la conciencia, no del entendimiento de conceptos o sapiencia, sino de comprender que se es parte de un todo, de la biodiversidad, de un proceso planetario ecológico, de una sociedad, de un grupo de trabajo, escuela y que trasciende hasta formar parte de una familia y después de un todo personal.

“Hay que cuestionarse ¿cómo esa conciencia trasciende en todos?; lo hace con respeto, con amor, con algo más importante: gentileza. Por ejemplo, cuando una persona emigra de una ciudad a otra y no la siente propia, no la respetan, sólo la utilizan, la explotan”, manifestó Jiménez Virgen.

Cuando no se siente el amor propio y hacia los demás se cae en la injusticia, agregó, en la severidad, sin compasión, y lo más cruel, sin respeto a sus sentimientos.

“Qué ocurre cuando se vive en un proceso en donde hay muchos puntos de vista; como lo que está pasando ahora en Yucatán, donde los místicos, los gnósticos, los exorcistas, los católicos, todos están creando un altiplano. Para algunos es un tiempo de autodescubrimiento de antiguas tradiciones, otros lo vinculan con ovnis o culturas y dimensiones paralelas”, manifestó.

"La Divinidad es quien da unidad a todas las personas porque todos somos uno", Alis García

Resaltó que cada conciencia debe descubrir y cuestionarse en dónde está cimentado su corazón.

“Hay que entender que el alma es un proceso que nos ha sido otorgado y en ella existe la intuición; es el órgano del espíritu a través del cual recibimos una inspiración divina, y esto pertenece a Dios cuando lo atestiguamos, lo escuchamos, de tal manera que esa intuición se hace cada vez más fina, más comprobable a corto plazo y mucho más adecuada conforme avanza nuestra comunión con lo divino, ese es el nuevo tiempo que debemos vivir en Yucatán”, refirió.

La tanatóloga Jiménez Virgen mencionó que la intuición y el diálogo interno son resultado no sólo de las emociones positivas o benignas, sino también de las bendiciones que los demás dan. “Hay que preguntarnos ¿qué guardamos en el corazón?, ¿estados de amor o de odio?, o a lo mejor un corazón agridulce, ya que pueden ser muchas las decepciones que hemos vivido. Pero hay que cultivar nuestro ser con   semillas de alegría y gozo. Intuición y conciencia es lo que nos conduce a Dios”, apuntó.

Por su parte, Alis García comentó que ese Dios, la Divinidad, es quien da unidad a todas las personas, “porque todos somos uno, y sí afecta lo que le sucede al otro. Por eso debemos estar conscientes de hacerle bien al otro, para que esto repercuta en positivo”.

En este sentido, la tanatóloga comentó que hay que estar conscientes de que si damos consuelo, recibiremos consuelo; si se dan alegrías, reciben alegrías.

Primero tenemos que recapitular en el amor y aunque suena muy fácil decirlo, suele ser complicado, sobre todo si la persona ha sido lastimada o tal vez no ha sido amada como considera que debía serlo.

“Este aspecto hay que ponerlo en perspectiva. Siembra y cultiva el proceso de decir ‘te quiero’, ‘te amo’, ‘gracias’, más allá de si lo merece o no la otra persona, por el simple hecho de que usted lo merece, por el simple hecho de que usted sí merece ser bien amado y merece ser bien adorado”, puntualizó.

Alis García recalcó que es importante contagiarse de paz, luz, amor, tranquilidad y sobre todo de la alegría que sale del corazón; mientras que Esperanza Nieto coincidió en que cuando uno pasa junto a alguien que ríe siempre va a contagiar esa alegría a los demás.

Alejandra Jiménez destacó que esto es porque el alma es feliz y de ahí que se debe compartir la felicidad y disfrutar la vida.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios