14 de Noviembre de 2018

Yucatán

Se cumplen 20 años de la llegada del Papa Peregrino

La presencia del Santo Padre en tierra maya significó un episodio histórico y su nombre es referencia urbana en la ciudad y en el Estado.

En el sitio donde celebró la misa Juan Pablo II se levanta hoy la parroquia de San Pedro Apóstol. (Milenio Novedades)
En el sitio donde celebró la misa Juan Pablo II se levanta hoy la parroquia de San Pedro Apóstol. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Se cumplen 20 años de la llegada del Papa Peregrino      Compartir en Twiiter Se cumplen 20 años de la llegada del Papa Peregrino

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Hoy se cumplen 20 años de la visita del entonces Papa Juan Pablo II a Yucatán. A dos décadas, la huella del hoy beato sigue intacta e imborrable en la memoria de quienes lo vieron y tuvieron contacto con él, pues su llegada a tierra maya significó un episodio histórico y su nombre es referencia urbana en la ciudad y en el Estado.

Para hoy, la Arquidiócesis de Yucatán ha organizado celebraciones eucarísticas en la parroquia de San Pedro Apóstol, en el Fracc. Juan Pablo II y en Izamal.

En su visita al Estado estuvo en Izamal y Mérida, ciudad esta donde celebró multitudinaria misa en los terrenos de Xoclán, donde despué se erigió el fraccionamiento que lleva su nombre: Juan Pablo II, y que luego de dos décadas se ha convertido en una de las zonas más populares del poniente meridano.

En la entidad se ubican sitios dedicados al Papa Viajero, como la Capilla del Fraccionamiento de las Américas, bautizada con su nombre el 23 de abril del 2011,  días antes de su beatificación, el 1 de mayo de 2011; el museo con artículos del Santo Padre en la iglesia de San Pedro Apóstol, la muestra de cáliz, patena, estola y casulla del beato exhibidas en el Seminario Mayor de Yucatán y Museo del Santuario de Nuestra Señora de Izamal, donde se exponen artículos y fotos de Karol Wojtyla.

De manera temporal, el cronista Miguel Vera Lina, en 2011  montó una galería en Izamal, con material conmemorativo de la Reunión con las Etnias de América Latina y obsequios que el Papa Peregrino dio al comité organizador de la visita, como agradecimiento a las atenciones.

Por su parte, el arquitecto Manuel Castillo Rendón formó parte importante de aquella visita papal el 11 y 12 de agosto, pues le fue comisionado el diseño y construcción del Campo Eucarístico de Xoclán y del atrio del Convento de Izamal. En el primero se reunieron cerca de 1 millón de fieles y en el segundo se convocaron 70 mil personas.

“El trabajo para el Papa ha sido la obra más importante de mi vida y el más visto en el mundo, pero también fue la más efímera”, expresó durante la entrevista en la que compartió los recuerdos sobre las implicaciones de la misión.

El arquitecto, que durante 16 años formó parte de la Comisión de Arte Sacro de la Arquidiócesis de Yucatán, fue el elegido para encabezar el proyecto desde abril de 1992 para la visita, que en un principio se programó para el 15 de octubre del mismo año. 

Desde la primera reunión informativa, comenzaron los preparativos coordinados con el entonces Arzobispo de Yucatán Manuel Castro Ruiz, el titular de dicha comisión, Juan Aguilar Conde; el delegado apostólico Mons. Gerónimo Prigione; el coordinador de los viajes papales, Mons. Roberto Tucci, y el general Domiro García Reyes, Jefe del Estado Mayor presidencial del gobierno de Carlos Salinas de Gortari. 

Con una parte del trabajo y pendientes de la organización, el 28 de julio de 1992 les notificaron la cancelación de la visita papal hasta nuevo aviso, debido al delicado estado de salud del Papa, a quien en días pasados le practicaron una cirugía. 

La misión se activó el 21 de abril de 1993 cuando se le anunció al comité organizador que el Santo Padre llegaba a Mérida el 11 y 12 de agosto de mismo año. La noticia se hizo oficial en mayo en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud en Denver, Colorado, Estados Unidos.

El arquitecto Castillo Rendón tuvo que lidiar con personajes de alto nivel , pero se mantuvo firme en sus propuestas.

Hoy, festejos por trascendental visita
  • En la parroquia de San Pedro Apóstol a las 18 horas, alabanzas; rezo del rosario a las 19 horas, y la Misa, presidida por el Arzobispo de Yucatán a las 20 horas.

Milagro

En el marco de la visita de las reliquias del beato Juan Pablo II el 1 octubre del 2011, una familia recibió la bendición de lo que califican como un milagro; en una semana, la señora Sara Guadalupe Fuentes García sanó de un pólipo o tumor que obstruía el 80 por ciento de su garganta y requería de una cirugía urgente al pedir con fe la intercesión del Papa Peregrino para recuperar su salud.

Loraine Rubio Harrison de Rodríguez amiga de la familia, apoyó a la familia en la documentación del caso para informarlo a la Arquidiócesis de Yucatán, la cual tiene conocimiento de este testimonio y recibió el caso para estudiarlo para saber qué posibilidades tiene de formar parte del material de favores extraordinarios del Beato.

Testigo privilegiado de la historia

Por otro lado, Javier Montes de Oca Zentella se considera un testigo privilegiado de la historia, pues fue el único camarógrafo y fotógrafo autorizado por la Arquidiócesis de Yucatán, el Vaticano y el Estado Mayor Presidencial para hacer el registro gráfico de la visita del Papa Juan Pablo II en el Seminario Conciliar de Yucatán; ahí, el Santo Padre tuvo reuniones con laicos, miembros del clero y ofreció una misa privada a la que ningún medio tuvo acceso. 

Javier Montes recordó en entrevista la experiencia y compartió imágenes de aquella visita del Papa, registrada el 11 y 12 de agosto de 1993. 

“Como miembro del área de comunicación del comité organizador me pidieron que hiciera una videomemoria de la visita al Seminario para que el material formara parte del acervo histórico del Seminario. La grabación no está editada, no tiene más que el audio ambiental y contiene imágenes inéditas que nunca se vieron en aquella época y que poca gente conoce. En aquel trabajo sólo estuvo la cámara de Vaticano y la mía”, comentó.

Debido a las condiciones de seguridad tan estrictas, que rodeaban a la figura del Papa para esta misión decidió dejar a un lado los recursos de producción sofisticados y realizó su trabajo con dos cámaras de video básicas para poder moverse con libertad entre la feligresía, los invitados y el equipo de seguridad del Papa y el Estado Mayor Presidencial. 

“Fue un gran privilegio ser testigo de este encuentro, fue una bendición haber participado, ahora tiene un especial significado por la pronta canonización de  Juan Pablo II”, apuntó.

Recordó que durante su labor tuvo que lidiar una y otra vez con los oficiales para explicar que su presencia allí respondía a una misión del comité organizador y no a un medio de comunicación.

Javier Montes de Oca Zentella grabó el recorrido de Juan Pablo II por la casa de formación y la misa que ofició en la capilla del dicho centro, el 12 de agosto el último día de su estancia en Yucatán,donde constató el carisma del Papa.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios