18 de Noviembre de 2018

Yucatán

Se dice 'santo' ladrón que robó en una iglesia

Confiesa no tener religión, pero niega que haya hurtado el sagrario con todo y hostias y el cáliz en un templo católico.

El vendedor de tortillas Cristian Moo Azcorra confesó haberse drogado el día de los hechos. (Francisco Puerto/SIPSE)
El vendedor de tortillas Cristian Moo Azcorra confesó haberse drogado el día de los hechos. (Francisco Puerto/SIPSE)
Compartir en Facebook Se dice 'santo' ladrón que robó en una iglesiaCompartir en Twiiter Se dice 'santo' ladrón que robó en una iglesia

Francisco Puerto/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.-  “Como andaba muy drogado me dormí en el parque y vi a dos tipos cargando un objeto entre el monte y empezaron a golpearlo”, relató el vendedor de tortillas Cristian Moo Azcorra (a) “Winnie Pooh”, para tratar de revertir la acusación de haberse robado el sagrario, con todo y hostias y cáliz de la iglesia del fraccionamiento Zacil-Ha.

El sujeto enfrenta el cargo de robo calificado del que lo acusan el sacerdote Lucio Isidro de Jesús Cetina y Góngora y Teresita de Jesús Anguas Zapata, apoderada legal de la Arquidiócesis de Yucatán.

Este sacrílego ladrón respondió al técnico que le preguntaba sobre sus datos generales “no tengo religión”.

Dichos objetos religiosos, así como los daños causados a la iglesia de San Francisco Javier fueron valuados en 7 mil 90 pesos

Los hechos

El acusado mencionó en su declaración preparatoria que desde el domingo fue a la colonia Castilla Cámara, a la casa de un amigo , y ahí consumió alcohol y “piedra”, además de cuatro pastillas de Clonazepam.

Como a las 23:00 horas se retiraron y acompañó a otro amigo a su casa, en el fraccionamiento Zacil-Ha, pero como a esa hora no había camiones para ir a la colonia El Roble decidió dormir en el parque “El Grande”.

Alrededor de las 4:00 horas vio a dos tipos entre la maleza del parque, a uno de los cuales identificó como “El Say”, pues vive a la vuelta, con una “caja fuerte” que estaban golpeando, y al no poder abrirla dijeron que les faltaba algo y se retiraron.

Por curiosidad, se acercó a ver de qué se trataba y de pronto llegaron unos policías y lo detuvieron.

Negó que haya robado los objetos de culto religioso, pero todo apunta a su culpabilidad, porque cuenta con antecedentes penales por el mismo delito.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios