18 de Diciembre de 2017

Yucatán

Joven doctora cae en manos de extorsionadores telefónicos

Presuntos secuestradores exigían un millón de pesos para “liberarla”. Labores de inteligencia la ubican sana y salva en la Av. Pérez Ponce.

La doctora se hospedó en unas suites de la avenida Pérez Ponce, bajo las amenazas que si no obedecía le harían daño. (Imagen de referencia/Google maps)
La doctora se hospedó en unas suites de la avenida Pérez Ponce, bajo las amenazas que si no obedecía le harían daño. (Imagen de referencia/Google maps)
Compartir en Facebook Joven doctora cae en manos de extorsionadores telefónicosCompartir en Twiiter Joven doctora cae en manos de extorsionadores telefónicos

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) adscritos a la Unidad de Análisis de Información (UDAI), evitaron ayer que una joven, víctima del engaño telefónico, depositara un millón de pesos que extorsionadores le exigieron para “liberarla” de un presunto secuestro.

La doctora recibió una llamada en el hospital privado donde trabaja, en la que le exigían dirigirse a un hotel donde supuestamente se encontraba un delincuente herido de bala, a fin de que le proporcionara atención médica.

Personal del hospital la vio salir apresurada con material de curación y al transcurrir de las horas desconocían su paradero y no respondía en su teléfono celular.

La joven acudió a un supermercado en Paseo de Montejo, dejó su automóvil en el estacionamiento, hizo tres recargas de 300 pesos y un depósito de cinco mil 500 pesos a números y cuenta que le indicaron los extorsionadores, tras lo cual se hospedó en unas suites de la avenida Pérez Ponce, bajo el engaño de que le harían daño si no obedecía.

Tareas de inteligencia de la SSP en coordinación con la Policía Federal permitieron conocer la ruta del vehículo de la joven profesionista, logrando su localización en el hotel, así como el origen de las llamadas de extorsión, hechas desde Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, y Torreón, Coahuila. 

La investigación incluyó entrevistas con compañeros de trabajo y familiares de la doctora, desde las nueve de la noche que recibió el aviso hasta las 2 de la madrugada de ayer en que se logró su ubicación. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios