20 de Enero de 2018

Yucatán

Senadora no asiste a careo con supuesto ladrón

Rosa Adriana Díaz no se presentó a la cita en el Juzgado Sexto Penal para carearse con Luis Velázquez, acusado de robar en casa de la legisladora.

Luis Velázquez no tiene derecho a libertad bajo fianza debido a que el delito que se le imputa es considerado grave. (Francisco Puerto/SIPSE)
Luis Velázquez no tiene derecho a libertad bajo fianza debido a que el delito que se le imputa es considerado grave. (Francisco Puerto/SIPSE)
Compartir en Facebook Senadora no asiste a careo con supuesto ladrónCompartir en Twiiter Senadora no asiste a careo con supuesto ladrón

Francisco Puerto/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- La senadora panista Rosa Adriana Díaz Lizama y su hija Ingrid del Pilar Santos Díaz no comparecieron ante el Juzgado Sexto Penal para sostener unos careos constitucionales que solicitó Luis Javier Velázquez Presuel, acusado de robar más de 250 mil pesos y joyas a la funcionaria.

Emiliano Zapata, abogado defensor de Velázquez Presuel, se concretó entonces a presentar unos testigos a favor de su cliente.

Por su parte, el Juzgado decretó para el lunes otra diligencia de careos, a la que tendría que comparecer la senadora.

Sin embargo, según indicaron en el tribunal, lo más seguro es que Rosa Adriana Díaz se presente en un término que ella fije, por su encargo político, lo que sería dentro de un buen de tiempo.

Mientras tanto y de no haber ningún cambio en el juicio que se le sigue a Luis Velázquez, se le decretaría el auto de formal y segura prisión, porque el delito que se le imputa es considerado grave y de momento no tiene derecho a libertad bajo fianza.

De acuerdo con el expediente

En la denuncia se asienta que el 17 de enero de 2013, Velázquez Presuel fue invitado por la hija de la funcionaria para que fuera a una reunión a su casa de la colonia Maya.

Sin embargo, como no se animaba la fiesta decidieron ir a un bar karaoke con otros amigos; posteriormente decidieron seguir la fiesta en la casa de la legisladora.

Luis Javier, aprovechando que su amiga le pidió que bajara unas bocinas del cuarto de su mamá, revisó el lugar y se apoderó de 250 mil pesos en efectivo y un lote de alhajas.

Las joyas fueron empeñadas en un local de la colonia Melitón Salazar. Al ver que no se hablaba del robo, gastó sin empacho el dinero.

Las pruebas que lo incriminan son las boletas de empeño y las huellas dactilares del inculpado encontradas en una botella de whisky.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios