21 de Septiembre de 2018

Yucatán

Madre de 'La Tuta' vive también en Paraíso Maya

Las autoridades no proceden contra la mujer porque no tiene cuentas pendientes con la justicia.

En el fraccionamiento Paraíso Maya fue capturado Flavio Gómez Martínez, hermano de Servando Gómez 'La Tuta'. (SIPSE)
En el fraccionamiento Paraíso Maya fue capturado Flavio Gómez Martínez, hermano de Servando Gómez 'La Tuta'. (SIPSE)
Compartir en Facebook Madre de 'La Tuta' vive también en Paraíso MayaCompartir en Twiiter Madre de 'La Tuta' vive también en Paraíso Maya

De la Redacción
MÉRIDA, Yuc.- Inmune a los recientes operativos que se han realizado en Mérida contra gente vinculada a los Caballeros Templarios y otros grupos criminales, la madre de Servando Gómez Martínez alias "La Tuta" continúa viviendo en la capital yucateca, donde lleva una vida tranquila, totalmente distinta al caos que generó su hijo en Michoacán y en otras zonas del Bajío.

Luego de darse a conocer la captura de su hijo Flavio en Mérida, se difundió, a través de voceros de la Policía Federal, que María Teresa Martínez Castañeda, madre de los hermanos Gómez Martínez, residía también en la ciudad. 

Esas mismas fuentes, como informamos en su oportunidad, confirmaron que la mujer no tiene cuentas pendientes con la justicia y por eso no se procede contra ella.

Según se averiguó, la madre de "La Tuta" no ha cambiado su residencia y tampoco se ha visto afectada por los operativos, porque no está relacionada ni con los Caballeros Templarios ni con sus actividades delictivas, a diferencia de su hijo Flavio, quien desde Mérida era operador del centro financiero del grupo.

De acuerdo con versiones de internet, la mujer sigue viviendo en el fraccionamiento Paraíso Maya, donde fue aprehendido Flavio, aunque en una casa aparte.

La mujer se trasladó a Mérida para evitar que los enemigos de sus hijos Servando y Flavio pudieran atentar contra ella como una forma de venganza.

Apenas el viernes informamos de un operativo de las fuerzas federales en Mérida contra una mujer vinculada a los Caballeros Templarios. Ese día la Policía Federal y la Armada de México se trasladaron a un predio en la colonia Maya, ubicado en la calle 18 entre 15-A y 17, en busca de Bertha Alicia López Sánchez.

Los agentes federales encontraron trabajando a cinco albañiles, que fueron retenidos cerca de 30 minutos para ser interrogados sobre el paradero de la propietaria del inmueble, pero dijeron que desde hacía una semana no tenían contacto con ella.

A unas calles de ahí, en la 25 entre 24 y 26 de esa misma colonia, las autoridades federales investigaron un predio en el que se rumoraba vivía una mujer relacionada con Flavio Gómez, quien fue capturado el pasado 27 de febrero, el mismo día que fue capturado Servando en una colonia popular de Morelia, capital de Michoacán.

El 10 de marzo pasado fue arrestado Víctor Aguirre Garzón (a) “El Gordo”, líder del Cártel Independiente de Acapulco, quien se refugiaba en una casa veraniega en Chelem.

Buscan la seguridad de Mérida

En cuanto a la madre de los hermanos Gómez Martínez, publicamos que, según información divulgada en medios nacionales, la mamá de "La Tuta" iba de compras a las principales plazas comerciales de Mérida, comía en los restaurantes de moda y hasta visitaba salones de belleza para arreglarse el cabello o las uñas.

La presencia de la madre de Servando Gómez "La Tuta" en Mérida fue revelada por Alejandro Monte Rubido García, comisionado Nacional de Seguridad, quien dijo que, paradójicamente, la madre de "La Tuta" llegó a vivir a Mérida por la seguridad imperante, lo que le permitía llevar una vida tranquila, lejos de riesgos de otras zonas del país.

"La madre y el hermano de La Tuta estaban en Mérida precisamente porque es la ciudad más segura de México", reiteró el funcionario en entrevista con Joaquín López Doriga, unos días después de la captura de los hermanos Gómez Martínez.

La Policia Federal logró ubicar a la madre de La Tuta en Mérida y luego al delincuente y a su hermano Flavio, pues se comunicaban con ella por teléfono, aunque, según Monte Rubido, los narcotraficantes, como otros muy buscados, compraban cada dos o tres días un celular de prepago y se deshacían de los aparatos para no ser ubicados.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios