18 de Septiembre de 2018

Opinión

Siguiendo con el tema del agua

En los suburbios de Mérida hay más de 20 sistemas de alcantarillado sanitario, cada uno con su plantita de tratamiento...

Compartir en Facebook Siguiendo con el tema del aguaCompartir en Twiiter Siguiendo con el tema del agua

Un momento que siempre recordaré fue hace muchos años cuando, en una reunión de trabajo en Boston, salió el tema de Mérida y sus aguas residuales y el Dr. John Whitman me dijo: hay una regla de oro que se aplica en todas las ciudades que dice: down town-sewage system, suburbia-septic tanks (en el centro de la ciudad, redes de alcantarillado sanitario, y en los suburbios, fosas sépticas), condición que en Mérida es al revés, ya que es en los suburbios donde hay más de 20 sistemas de alcantarillado sanitario, cada uno con su plantita de tratamiento.

Cuando López Portillo autorizó los recursos para resolver la falta de alcantarillado sanitario en Mérida, la Secretaría de Recursos Hidráulicos estableció un consejo de análisis de su solución, para proceder al diseño de la infraestructura, y la presidencia de ICA, donde yo trabajaba, me designó como su representante en ese consejo; en la primera reunión puse sobre la mesa las condiciones de nuestra ciudad, señalando que se requería un diagnóstico muy preciso por diferentes razones; primero, porque en casi toda la Mérida antigua las casas tienen sus baños y cocinas en la parte posterior, que descargan a un sumidero que en la mayoría de los casos está en el patio, por lo que su descarga hacia la calle era muy difícil, ya que las casas estaban construidas pared con pared.

Además, comenté que no era lógico reunir todas las aguas negras en un solo sistema, ya que el gasto que se iba a producir de aguas tratadas era muy grande y no había un cuerpo receptor al cual descargarlas y uno de los presentes me dijo: esos son problemas que tiene que resolver la ciudad, y otro, que se podían descargar al mar.

Ante esto propuse que se hiciera un diagnóstico integral de las condiciones reales de Mérida, antes de hacer cualquier proyecto; grande fue mi sorpresa cuando el director general de Agua Potable y Alcantarillado de la SRH prohibió mi participación en las reuniones y ya todos sabemos el resultado: millones de pesos de tubería de gran diámetro enterrados desde la Colonia Alemán hasta el periférico poniente.

Es hora de abordar el problema de las aguas residuales en Mérida con la seriedad que amerita el problema, en vez de tratar de mal copiar lo que en otras ciudades se ha hecho.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios