13 de Diciembre de 2018

Yucatán

Sostenía 'relaciones peligrosas' con asesinos de su abuela

Nieta de maestra ultimada en Pensiones aclara que uno de los homicidas no era su novio.

El sexoservidor sonorense Lázaro Martínez Sánchez durante el careo con la nieta de su víctima. (Francisco Puerto/SIPSE)
El sexoservidor sonorense Lázaro Martínez Sánchez durante el careo con la nieta de su víctima. (Francisco Puerto/SIPSE)
Compartir en Facebook Sostenía 'relaciones peligrosas' con asesinos de su abuelaCompartir en Twiiter Sostenía 'relaciones peligrosas' con asesinos de su abuela

Francisco Puerto/Julio Amer/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- En un enredo terminó el careo que sostuvieron la nieta de la asesinada profesora Nelly de los Ángeles Contreras Ramírez y los supuestos victimarios de ésta, el "fichero" (sexoservidor) sonorense Lázaro Martínez Sánchez y el mininarco yucateco Jhonatan Josué Novelo Huchim.

Durante su declaración preparatoria en el Juzgado Séptimo Penal, en todo momento los sujetos aseguraron que fueron torturados y “levantados por agentes de la Policía Ministerial desde el viernes de la semana pasada para turnarlos al juez de la causa el lunes por la tarde.

Lo único novedoso que se dijo en torno a este asunto es que el "fichero" del club gay “Pride” no era “novio” de Auri Cámara Contreras y que los tres nada más sostenían una relación de "amistad-trabajo", porque ella y Jhonatan Josué le trabajaban a una compañía subcontratista de Telmex para la instalación de postes y líneas telefónicas, además de que éste es hijo de una sirvienta que hacía la limpieza en la casa de la profesora.

Al principio se había dicho que Martínez Sánchez era "striper" en dicho centro nocturno, aunque luego se precisó que era un "fichero", es decir, un sexoservidor.

Auri Cámara dijo que conoció a Lázaro Martínez en el “Pride”, porque ahí acudía ahí con su pareja sentimental Verónica Riveroll. Al respecto, el sonorense dijo que nada más conocía a ésta última con el nombre de “Daisy”.

Hasta les prestó una casa

La nieta de la profesora dijo que ambos sujetos estaban “encomendados” en su casa de Lindavista, porque no tenían dónde estar.

Igualmente, que en febrero pasado ella denunció a Lázaro porque sospechaba que le había robado una computadora laptop y una tableta, y que en algunas ocasiones el sujeto había acudido a la casa de la fallecida.

Auri Cámara relató que no era novia del "fichero" y que desde el robo que sufrió les pidió que se fueran de su casa, pero mantenían cierta amistad, a tal grado que hasta les prestaron un automóvil.

Finalmente, se asentó que la “novia” de la careada le mandó unos correos indicándole que se cuidara de aquéllos porque le habían robado y pensaba que le harían daño.

Al preguntarle si sabía que Verónica Riveroll tenía una cuenta de correo electrónico, contestó que suponía que sí.

Confiesan cómo la mataron

Según las investigaciones, el día del crimen, el jueves 9 de mayo, alrededor de las 9 de la noche, Lázaro llamó por celular a a Jhonatan para un “bisne” (negocio) que les iba a dejar “un buen billete”, y lo citó en el estacionamiento de Plaza Las Américas. Ahí le indicó que planeaba asaltar a la maestra Nelly porque sabía que guardaba mucho dinero y alhajas en su casa de Fovissste-Pensiones y que necesitaba el dinero porque tenía que viajar a Toluca por asuntos personales.

Jhonatan aceptó la propuesta, por lo que a las 22:30 horas abordaron un taxi para trasladarse al predio de la profesora, bajándose a una distancia prudente para no despertar sospechas. Fueron a la casa, entraron a la cochera y llamaron a la puerta. 

La maestra, que acababa de llegar de un evento por el Día de la Madre, les abrió la puerta, pues conocía a los dos. En ese momento, los sujetos se le fueron encima, la sometieron y le exigieron que les revelara la combinación de la caja fuerte que está en el segundo piso.

La subieron a la fuerza hasta la segunda planta y la amarraron de pies y manos. De nuevo empezaron a golpearla para que les dijera la clave, pero como la mujer se negaba a hacerlo, con una tela de un disfraz de los que alquilaba la profesora Lázaro le tapó la cara y le dijo que la mataría si no hablaba.

Aterrada, Nelly de los Ángeles les preguntó por qué le hacían eso, entonces el "fichero" la siguió sofocando hasta que le ocasionó la muerte.

Encontraron 12 mil pesos

Los asaltantes revisaron las cosas de la profesora y encontraron una bolsa con 12 mil pesos en billetes de diferente denominación y tras ello, alrededor de las 23:30 horas, salieron del predio por la puerta de atrás y se dirigieron al parque que está frente a la Secundaria Federal 5, donde se repartieron el botín a la mitad y cada quien se fue para su casa.

Alrededor de las 23:45 horas llegó la hija de la maestra, Elmy Cámara, para felicitarla por el Día de la Madre, pero encontró la puerta principal abierta, lo que le extrañó, y al subir a la habitación de su mamá, la halló amordazada y muerta.

La Fiscalía pidió 40 años de cárcel para cada uno de los acusados del asesinato de la maestra.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios